El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha apelado al Gobierno andaluz a que busque la fórmula jurídica que obligue a las entidades financieras a eliminar la cláusulas suelo de las hipotecas, después de que el pasado mes de mayo el Tribunal Supremo (TS) declarara la nulidad de estas cláusulas de las hipotecas en los casos de "falta de transparencia" a los consumidores.

En una entrevista en el programa 'La Ventana de Andalucía' de la Cadena Ser, recogida por Europa Press, Maíllo ha criticado "la falta de sensibilidad" de determinadas entidades financieras que se niegan a suprimir las cláusulas suelo y que no exista hasta el momento "ningún instrumento" que las obligue a paralizarlas.

Sobre la reforma de la Administración planteada este miércoles por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el dirigente de izquierdas ha indicado que el "adelgazamiento" del que habla el Ejecutivo central supondrá "despidos masivos" de empleados públicos y la eliminación de servicios públicos fundamentales.

"Con el borrador de la reforma de la ley de administración local ya tuvimos un adelanto de lo que se pretende hacer y que conllevaría el despido de más de 50.000 trabajadores en Andalucía y el desmantelamiento de los servicios de proximidad", ha destacado.

En lo que se refiere a la reclamación del Gobierno andaluz al central por las 10.000 personas que no podrán llegar al mínimo de 20 peonadas para acceder al subsidio agrario, el dirigente de izquierdas ha explicado que este asunto es una "prioridad" de la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales, dirigida por Diego Valderas, y de la que aún forma parte como director general.

Ha aseverado que hay territorios de Andalucía en los que las condiciones meteorológicas han reducido un 85 por ciento la cosecha de aceitunas, lo que conlleva que "no haya jornales". "La ministra de Trabajo dijo que nadie se quedaría sin subsidio, pero no ha tomado ningún tipo de medida que así lo garantice", ha manifestado.

Critica la "desvergüenza" del fmi

Maíllo también se ha pronunciado sobre la petición que ha hecho al Gobierno de España el Fondo Monetario Internacional (FMI) para que realice una nueva reforma laboral que abarate el despido y los salarios. Ha dicho que esta reclamación se asimila a "cuando uno limpia el suelo de una casa después de una riada y antes de que lo tengo abrillantado, llega otra riada".

En su opinión, el FMI está instaurando "desde la desvergüenza e insensibilidad más absoluta" una política con la que pretende "desmantelar" los derechos adquiridos en la democracia. "La Troika impone políticas fracasadas que nos están ahogando y con las que busca unos estados europeos debilitados", ha manifestado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.