El presidente de la Comarca oscense de La Ribagorza, José Franch, ha estimado que los daños en esta zona serán "importantes y cuantiosos" tras el desbordamiento del río Ésera, que ha afectado a varias localidades de la zona, como Benasque.

Las fuertes lluvias unidas al deshielo provocaron el desbordamiento del río, lo que ha obligado este martes a desalojar a centenares de vecinos como medida preventiva, que han pasado la noche en casas de amigos y familiares y en la Escuela de Alta Montaña de Benasque. Varias carreteras han resultado afectadas y las clases se han suspendido en los colegios de Benasque y Castejón de Sos.

"Ahora hay que evaluar los daños, no se sabe lo que hay, cuando baje más el agua y vuelva a su cauce normal se verá cuánto han afectado las inundaciones", ha observado Franch, al advertir de que "hay muchos destrozos a simple vista y más que veremos cuando baje el caudal y se normalice el río, entonces se verá todo el mal, que creo que es mucho".

El presidente de la comarca de la Ribagorza ha considerado que "no había habido en esta zona una situación tan grave como ésta, pero hay que tener en cuenta que este año venimos de un invierno con muchos días de nieve y había mucha nieve en las montañas. Así, las lluvias y el deshielo ha ocasionado en pocas horas una crecida del río que ha causado mucho daño en la zona de Benasque, sobre todo, en las carreteras".

Consulta aquí más noticias de Huesca.