Los policías de cinco municipios del Raiguer controlaron 26 perros peligrosos durante los controles que llevaron a cabo durante el invierno, en los que, además, retiraron 17 canes de las calles.

Así se ha puesto de manifiesto este miércoles durante la reunión del Consejo de Coordinación Policial del Raiguer en la que se ha realizado un balance de todos los controles llevados a cabo por los nueve municipios que forman parte -Alaró, Binissalem, Campanet, Consell, Inca, Lloseta, Mancor de la Vall, Santa Maria y Selva-.

En la reunión se ha explicado que, además de las campañas de control de animales abandonados y perros peligrosos, se han realizado otras sobre sistemas de retención infantil en vehículos, vehículos abandonados en la vía pública, y de seguridad en las zonas rurales y urbanizaciones de veraneo, si bien no todas las localidades del Consejo han participado en todas ellas.

Nueve vehículos con sistema de retención incorrecto

En concreto, en los controles de los sistemas de retención infantil en los vehículos, en los que participaron cinco municipios, se inspeccionaron 621 automóviles y únicamente en nueve casos se constató que no llevaban el sistema de retención de manera correcta.

En las inspecciones de seguridad en zonas rurales o urbanizaciones de veraneo, participaron cuatro municipios, cuyos policías dedicaron 38 horas a las tareas de inspección e identificaron cinco conductores. Esta campaña tiene como objetivo prevenir posibles hechos ilícitos en las zonas rurales, de campo y en las urbanizaciones con poca afluencia de residentes cuando no es temporada alta.

Durante la acción, se controlan los vehículos sospechosos de poder cometer sustracciones de productos del campo, metales (cobre), elementos de domicilios o cualquier otra conducta susceptible de infracción penal o administrativa. Por otro lado, los controles de vehículos abandonados en la vía pública dieron como resultado la retirada de 19 coches.

Parque infantil de tráfico de binissalem

Además, en la reunión, el oficial de Binissalem ha presentado el parque infantil de tráfico del municipio, que tiene una superficie de 600 metros cuadrados y cuenta con zona de juego y de deportes. El representante ha ofrecido esta instalación al resto de municipios para que sea utilizada por sus niños.

Los representantes de este Consejo se han reunido este miércoles en el Ayuntamiento de Campanet, en una reunión que ha sido presidida por el director general de Interior, Emergencias y Justicia, Sergi Torrandell.

El encuentro ha contado también con la presencia de algunos alcaldes y jefes de policía de los municipios, así como del director del Instituto de Seguridad de Baleares (Ispib), Antoni Fiol, y de la directora gerente de la EBAP, Clara de Moral, entre otros.

Este consejo fue el último Consejo de Coordinación Policial creado en Baleares, puesto que su constitución tuvo lugar el pasado mes de enero. En total, hay ocho consejos, seis en Mallorca, uno en Menorca, y otro en las Pitiusas.