El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha llamado este miércoles a "frenar el disparate" que, a su juicio, supone convertir las becas en un "premio" o una mera "dádiva a estudiantes con buenas calificaciones" sin tener en cuenta posibles "dificultades familiares, personales y sociales" porque de este modo no se garantiza la "igualdad de oportunidades".

Griñán se ha pronunciado de este modo con motivo de la firma en Sevilla del acuerdo para el sistema universitario público de Andalucía, que ha suscrito con los rectores de todas las universidades públicas de la comunidad, encabezados por el presidente de la Asociación de Universidades Públicas de Andalucía (AUPA) y rector de la Universidad de Córdoba (UCO), José Manuel Roldán.

"Todos estamos comprometidos con una universidad pública de calidad que garantice el desarrollo de las expectativas educativas de quienes tienen condiciones socioeconómicas más desfavorables y sea un verdadero instrumento para la igualdad de oportunidades", ha indicado el jefe del Ejecutivo andaluz, que ha puesto de manifiesto que las ayudas en educación "siempre son imprescindibles, pero en este momento más" porque vivimos un "aumento brutal de las desigualdades".

En este sentido, Griñán ha defendido que "una política de becas debe dirigirse a garantizar igualdad de oportunidades, no a dar premios", y ha advertido de que "convertir las becas en una dádiva que se otorga a estudiantes con buenas calificaciones es un disparate", ya que ha recordado que "la financiación de la universidad es mayoritariamente pública para todos, para los que tienen beca y para los que no".

"Hoy podemos encontrarnos con que alumnos con enormes dificultades personales, familiares y sociales, y que obtengan por ejemplo un 6, pueden quedar excluidos, mientras que uno con un 5 o menos podría seguir en el sistema por tener mejores condiciones económicas. Es decir, se podría excluir a alumnos mejores e incluir a peores dentro del sistema, una aberración que puede ocurrir cuando no se valora bien lo que se dice o lo que se hace, y aún estamos a tiempo de corregirlo", ha señalado, agregando que Andalucía mantendrá el esfuerzo presupuestario en becas y el precio único, y más bajo de las comunidades autónomas, en primeras y segundas matrículas.

"necesaria" colaboración de universidad y empresa

Bajo el convencimiento de que la universidad constituye "una de las claves del futuro cultural, social y económico de Andalucía", el mandatario andaluz ha apuntado que el gasto en educación es "la mejor inversión para el futuro" y que "vivimos un momento muy difícil en el que retroceder en educación significaría comprometer muchas de las conquistas logradas en los últimos años".

A su juicio, debilitar este sistema se traduce en "menor crecimiento, menos desarrollo y menos igualdad", habida cuenta de que la universidad "tiene que ser, y va a ser, sin duda, uno de los ejes de la recuperación económica".

Para Griñán, "es inviable pensar que solo con el desplome de los costes individuales laborales y sociales se puede uno instalar en el futuro", tachando de "grave error" el "vincular la inversión en I+D únicamente a la coyuntura", más aún cuando otros países del entorno, afectados también por la crisis, sí están manteniendo el esfuerzo inversor en investigación como una política "estratégica". "Y no me parece mal que el Gobierno haya pedido no computar el apoyo al empleo en el objetivo de déficit, pero creo que esa regla de oro se debería usar también para la investigación, que es la política que más rendimiento de futuro ofrece", ha añadido.

Universidades piden "esfuerzos" para garantizar la financiación

Así, el presidente de la Junta ha recordado que Andalucía es la tercera comunidad española que más recursos destina a investigación, con una inversión de casi 1.700 millones de euros. Este año se mantendrán los recursos destinados a la política de investigación, con una dotación de 355 millones de euros, para consolidar a la ciencia como factor productivo de desarrollo económico.

Griñán ha incidido en algunos factores específicos, como la necesaria colaboración entre universidad y mundo empresarial de cara al incremento de la inversión privada en I+D, "que actualmente representa algo menos de un tercio del total en Andalucía, mientras que la media de la Unión Europea se sitúa por encima del 60 por ciento". También ha recalcado la conveniencia del fomento de una cultura emprendedora, con la incorporación de programas de apoyo al emprendimiento en todas las etapas del sistema educativo, o la capacidad de especialización de las universidades, concepto para el que cobran importancia los Campus de Excelencia Internacional.

Con carácter previo, José Manuel Roldán ha incidido en la necesidad de garantizar la financiación y la "autonomía" universitaria. Por ello, ha pedido a Griñán "esfuerzos" para seguir desarrollando el sistema universitario andaluz. "En un momento en el que el ejercicio del poder se realiza con dosis mínimas de diálogo —en referencia a las medidas del Gobierno central—, la Junta y las universidades dan un paso al frente y dialogan", añade Roldán, que ha apostillado que "hoy nos jugamos todos mucho".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.