La Autoridad Portuaria de Almería (APA) ha señalado su objetivo de recuperar pasajeros durante la operación paso del Estrecho (OPE) con respecto a las cifras del pasado año en la que la apertura de nuevas líneas desde Motril (Granada) afectó al tráfico de personas y vehículos desde las instalaciones almeriense, si bien por el momento, las cifras que se barajan apuntan a un mantenimiento de las cotas con respecto al año pasado.

Así lo ha explicado en declaraciones a Europa Press la presidenta de la APA, Trinidad Cabeo, quien ha señalado que en 2012 las cifras de pasajeros en la OPE bajaron "ostensiblemente" aunque, en términos anuales, "esos descensos no fueron tan pronunciados".

Según los datos que maneja la Subdelegación de Gobierno, durante la OPE de 2012 embarcaron en Almería un total de 154.901 pasajeros frente a los 240.985 que lo hicieron el año anterior, lo que supuso una bajada del 36 por ciento. En cuanto a los vehículos, también se registró un descenso con 35.075 coches en 2012 frente a los 51.619 de 2011.

Ante esto, Cabeo ha apuntado que "está claro que parte de los pasajeros que hemos perdido se han ido por Motril", sentido en el que ha añadido que "para esta OPE vamos a tener una más amplia oferta por parte de Trasmediterránea en capacidad, con objeto de recuperar pasajeros".

No obstante, la presidenta reconoce que "en este contexto de incertidumbre y de rápidos cambios es complicado hacer pronósticos". En cualquier caso, desde la APA se sigue trabajando para favorecer el incremento de pasajeros, motivo por el que uno de los objetivos es incrementar el número de empresas que operen líneas marítimas entre el Puerto de Almería y otros destinos.

"La Autoridad Portuaria de Almería prefiere una situación donde haya empresas que compitan por un mercado y de esa forma, se garantiza un mejor servicio y unos precios competitivos que benefician a los usuarios", ha indicado Cabeo.

Inversión de 353.500 EUROS

Para este año, la APA ha efectuado una inversión de 353.500 euros en acondicionar las instalaciones portuarias para prestar servicio a los pasajeros durante la Operación. El protocolo de cada verano incluye la revisión y puesta a punto de las instalaciones, el montaje de carpas para sombras, instalaciones adicionales de aseos portátiles y la planificación diaria y horaria de los servicios de vigilancia de la Policía Portuaria y del personal auxiliar contratado para ayudar a los viajeros a su llegada al Puerto.

Asimismo, se revisan y ponen a punto paneles electrónicos, megafonía, guardería infantil, oficinas para servicios consulares, dependencias para SAS, Cruz Roja, Asistencia Social y Traductores de Protección Civil, entre otros cuerpos. En concreto, se invierten 190.000 euros en el refuerzo de personal —Policía Portuaria y Auxiliares—, 43.500 euros en refuerzo de limpieza de edificios, explanadas y viales, 70.000 euros en conservación, y 50.000 euros en zonas adicionales de sombra.

Consulta aquí más noticias de Almería.