El secretario autonómico de Educación de la Generalitat Valenciana, Rafael Carbonell, ha afirmado que el PP "se merece una ley" de Educación porque "al final la única vez que el PP ha tenido una ley ha durado 42 días, que es la vida media de un mosquito, que vive entre 30 y 42 días". "La verdad es que aspiramos a algo más que tener la vida media de un bichito de estos", ha indicado.

Carbonell se ha expresado de esta manera en la Comisión de Educación y Cultura de las Corts Valencianes con motivo de la comparecencia solicitada por EUPV para explicar los compromisos adquiridos dentro del marco del anteproyecto de Ley Orgánica de mejora de la calidad educativa (LOMCE) y la reunión de la Conferencia sectorial de educación del 4 de diciembre.

El responsable autonómico ha recordado que el objetivo de esta norma es reducir las tasas de fracaso escolar y mejorar la empleabilidad de los jóvenes. "Partimos de unos datos decepcionantes que en nada corresponden con la inversión que se ha hecho en el país" en educación "sea con el gobierno que sea", ha añadido.

Los grupos de la oposición han coincidido en señalar que este texto legislativo "nace sin consenso" y es "poco democrática porque nos retrocede a épocas que todos considerábamos ya superadas", ha apuntado la diputada socialista Pilar Sarrión. Además, se han preguntado qué peso tendrá el valenciano en las notas finales de evaluación.

Carbonell ha valorado que hasta la reunión del 4 de diciembre "no se contemplaba la lengua cooficial como parte de la prueba final para obtener una titulación". Al respecto, ha añadido que el valenciano "tendrá el mismo rango que el castellano o el inglés". Tendrá "el mismo peso que la mejor" asignatura, ha remarcado.

Por su parte, el diputado de Compromís Josep Maria Pañella ha advertido de que el nuevo texto normativo "invade cada vez más en las competencias autonómicas" y, además ha cuestionado la "igualdad extrema" en la que sitúa a los alumnos porque "no tiene en cuenta las necesidades educativas especiales".

La síndica de EUPV, Marga Sanz, ha lamentado que la LOMCE "olvida la riqueza cultural de las lenguas minorizadas" y "restringe a las comunidades" a la hora de establecer su currículum. Además, ha afirmado que "abre la vía de privatización del sistema" educativo.

Por parte del grupo 'popular', la diputada Rosa María Barrieras, ha defendido que esta norma que está desarrollando el Gobierno central "no retrocede en nada", al tiempo que se ha mostrado "convencida" de que con el trámite parlamentario "mejorará". En esta línea, ha remarcado que la ley también "mejorará a la hora de aplicarla en la Comunitat".

Consulta aquí más noticias de Valencia.