La carretera C-28 que une Vielha con el Port de la Bonaigua se ha derrumbado parcialmente este miércoles entre los kilómetros 29,2 y 32, lo que obliga a mantener cortada la vía, ha informado el Servei Català de Trànsit (SCT).

Esta vía se ha hundido sobre las 10.45 horas por el paso del río Garona que sigue desbordado en varios puntos, y a las 12.30 permanecía cortada entre Garòs y Gessa, aunque ha sufrido afectaciones desde el derrumbe.

Además, sigue cortada la N-141 en Bossòst desde el martes, y la carretera N-230 desde Vielha hasta la frontera francesa.

Consulta aquí más noticias de Lleida.