La Policía Nacional ha detenido el pasado día 17 de junio a dos personas por su presunta autoría de diversos delitos contra el patrimonio y el orden socioeconómico perpetrados en Mérida, en concreto se les imputan cuatro delitos y 10 faltas de hurto.

Los hechos cometidos por esta pareja se realizaban mayormente en establecimientos comerciales sitos en la zona centro de esta localidad, teniendo como objetivo prioritario material de telefonía móvil.

El "modus operandi" utilizado por estas dos personas consistía en personarse en los establecimientos comerciales seleccionados al efecto, en especial aquellos en los que en el momento de actuar únicamente estuviera presente una persona atendiendo al público, según ha informado la Policía en nota de prensa.

Una vez en el interior la pareja dividía sus tareas, y normalmente la mujer, con la excusa de hacer alguna compra, se encargaba de solicitar información sobre algún producto, distrayendo al dependiente, momento que su pareja aprovechaba para sustraer terminales móviles de los propios dependientes que estuviesen tras el mostrador o aquello a lo que tuviese fácil acceso.

Cabe destacar que en muchas ocasiones, esta pareja con el objeto de pasar más desapercibida, realizaba este tipo de ilícitos penales acompañados de un menor que aumentaba la distracción de las víctimas.

La investigación comenzó a finales del mes de febrero de este año, llevando a cabo los agentes policiales un dispositivo específico para localizar y detener a estas personas y así esclarecer las denuncias interpuestas.

Los detenidos son una mujer y un hombre, de 35 y 38 años de edad respectivamente, vecinos de Mérida, a los que se les imputan cuatro delitos y 10 faltas de hurto, quienes tras la instrucción del pertinente atestado fueron puestos a disposición de la autoridad judicial.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.