El Programa de Defensa de la Fauna Marina (Promar) ha comunicado este miércoles que ha muerto un ejemplar de calderón común hembra hallado este martes en las playas de Roquetas de Mar después de que miembros de la asociación trataran de ayudar al animal, que presentaba signos de desnutrición, insuficiencia respiratoria y gran cantidad de parásitos.

Según indica la asociación en una nota, la hembra fue vista por un colaborador este martes, con un fuerte temporal de viento de poniente, quien alertó de la presencia del animal que medía más de 3,5 metros de largo y pesaba en torno a los 300 kilogramos.

Tras la llegada del equipo veterinario, la calderón se trasladó hacia una zona más protegida del viento y el oleaje. Una vez así, se comprobó la situación "crítica" del animal, una hembra muy mayor a la que le faltaban dientes y con muchos parásitos en la aleta caudal, cortes y parásitos en toda la zona dorsal del cuerpo.

Promar señala que el manejo del ejemplar fue "muy complicado" debido primero a que las personas que le atendían "apenas hacían pie", y su tamaño y la imposibilidad de mantenerse por sí misma en flotación "provocaba grandes dificultades para mantener al animal con el espiráculo fuera del agua, tragando agua en cada respiración". En este sentido, el animal dejó finalmente de respirar tras hundirse en repetidas ocasiones.

La necropsia ha revelado la carga de quistes parasitarios en la zona ventrogenital, por lo que se han enviado las muestras para ser analizadas por el laboratorio de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. En el operativo participaron Protección Civil, Guardia Civil, Ayuntamiento de Roquetas y la Autoridad Portuaria.

Consulta aquí más noticias de Almería.