Experto aboga por enseñar a los niños a conocer y manejar las emociones para ayudarles a "tener éxito en la vida"

Díaz (Asnie) defiende que el 'coaching' tiene "un retorno muy elevado, muchísimo más que cualquier formación tradicional"
El presidente de Asnie, Miguel Ángel Díaz, durante una conferencia.
El presidente de Asnie, Miguel Ángel Díaz, durante una conferencia.
V.NADAL/ASNIE

El presidente de la Asociación Nacional de Inteligencia Emocional (Asnie), Miguel Ángel Díaz, aboga por enseñar a los niños a que "conozcan las emociones, aprendan a manejarlas y sean capaces de interactuar con otras personas" para ayudarles a "tener éxito en la vida, lo que no es sólo tener un magnífico trabajo y ganar dinero, sino tener la familia que quieres, estar en el sitio donde quieres estar, ser agradecido con lo que se tiene y saber disfrutarlo".

En una entrevista a Europa Press, mantiene que "tiene muchísimo sentido hablar de inteligencia emocional en el entorno educativo", ya que el actual sistema "tiene ciertas carencias, prepara a nuevas generaciones para un mundo que no va a existir porque el entorno laboral ha cambiado muchísimo en los últimos 20 o 30 años, mientras que el modelo educativo casi no ha cambiado".

Apunta, en este sentido, que "podría ayudar a cubrir un hueco muy importante" en cuestiones como "fomentar el emprendedurismo, la creatividad y que los niños se conozcan a sí mismos, sean capaces de decidir qué quieren ser y adquieran habilidades emocionales que serán muy necesarias para su incorporación al mundo familiar o laboral".

Asnie, con sede en Valencia y de ámbito estatal, cumple su primer año con cerca de 500 asociados y una asistencia media a sus conferencias de unas 300 personas, que ha repuntado en los últimos meses, hasta pasar de que "costase llenar las salas a que ahora una semana antes esté ya el aforo completo". Después del verano abrirán delegación en Alicante y tienen previsto expandirse a toda España.

Su presidente defiende la creciente importancia de "promover el uso de la inteligencia emocional en cualquier área de la sociedad, más aún —incide— en la situación actual, en la que baja el nivel social y emociones como el miedo, las dudas o la incertidumbre campan a sus anchas".

"saber relacionarse y convivir adecuadamente"

Díaz apunta que pretenden enseñar a las personas a "identificar las emociones y ser conscientes de lo que se siente en un momento determinado" porque "sólo así se puede ser capaz de controlar y regular esas emociones", en un proceso que pasa del autoconocimiento a la autorregulación, después a la empatía y acaba en las relaciones sociales, en "saber relacionarse y convivir adecuadamente".

Explica que "durante muchos años se ha pensado que tener éxito en la vida dependía única y exclusivamente del coeficiente intelectual de la inteligencia racional", pero "multitud de estudios" señalan ahora que "eso no es suficiente para conseguir lo que se desea porque sin otras habilidades como la inteligencia emocional, puedes, por ejemplo, sentirte vacío aunque aparentemente lo tengas todo".

Así, desde Asnie defienden que el "equilibrio entre lo racional y lo emocional predispone a las personas a vivir una vida plena" y que, frente a la concepción de que "culturalmente no estuviera bien visto hablar de emociones, ahora nos damos cuenta de que compartir una emoción como la tristeza sirve para regular esa emoción y relajarla".

De la importancia de la inteligencia emocional como elemento del 'coaching' en el ámbito empresarial, destaca el potencial de esta metodología en temas de liderazgo, organización del tiempo y gestión de equipos, a través de la labor que ejerce el 'coach' como "un facilitador que es capaz de identificar mucha información oculta y tomar mejores decisiones al respecto", con el consiguiente beneficio.

EL 'COACHING'

Es "una de las metodologías más potentes"

En cuanto a la polémica suscitada por el hecho de que el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, contratase los servicios de un 'coach', Díaz defiende que "es una de las metodología más potentes que hay" en materia de desarrollo de directivos, campo al que se dedica él profesionalmente, y que, de hecho, es "una de las que ofrece mayor retorno de la inversión".

Argumenta, en este sentido, que "tiene un gran impacto en la persona y también a la hora de generar cambios positivos que pueden tener un retorno muy elevado, muchísimo más que cualquier formación tradicional". "Es una de las que mayor impacto tiene", zanja.

Asnie funciona con donativos de sus asociados, aportaciones de los miembros de su junta directiva y algún patrocinio, dado que "asociarse es completamente gratuito y también asistir a la mayoría de actos y eventos", salvo talleres "muy específicos para trabajar habilidades en concreto" que cuestan "diez euros, frente a los 80 o 90 euros que sería el precio de mercado" de este tipo de acciones.

Mujeres de entre 25 Y 50 AÑOS

De sus asociados, apunta que "el 80 por ciento son mujeres" y que cerca de un 95 por ciento tiene "entre 25 y 50 años", con una característica común de que "son personas que quieren conocerse mejor a sí mismos, piensan que hay algo más allá de lo meramente tangible y necesitan entender el porqué de sus emociones y sentimientos para saber gestionarlos, interactuar y ser felices".

Asnie celebró su primer evento el pasado 20 de noviembre y, desde entonces, asegura haber notado una respuesta "cada vez más positiva" de los asistentes, que se plantean estas actividades "como una válvula de escape, un foro donde la gente habla de cómo intentar ser más felices y sobrellevar la situación actual, de vencer nuestros miedos y hacer que determinadas emociones no nos frenen". Su próxima conferencia sobre inteligencia emocional tendrá lugar el 25 de junio en la Ciudad Politécnica de la Innovación, a cargo de Andrés Pascual.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento