Fernando Andina
Fernando Andina.

Tiene 30 años y es madrileño. Le gusta leer aunque lo ha dejado por un tiempo. Está enganchado a Perdidos y Los Soprano.

Fernando espera nuestra llamada tumbado en la cama. En cuanto terminemos de hablar, apagará el móvil y se echará una siesta. Hoy termina la temporada, aunque la semana que viene se emitirá un capítulo especial, en tiempo real, en el que los policías tendrán que localizar una bomba en la comisaría.

No perdona usted la siesta.

Siempre que puedo no la dejo pasar. Lo que sucede es que normalmente no puedo echármela.

¿Qué hubiese pasado si se la hubiésemos roto?

Posiblemente te podría haber comido (risas). No me levanto de buen humor cuando me despiertan bruscamente o me cortan el sueño.

Ya veo que tiene usted un carácter parecido al de su personaje, Lucas.

No tengo tan mal carácter como él. Yo soy parco en palabras pero no soy antipático.

En alguno de los capítulos de esta temporada se insinuó que usted era un maltratador. Eso es pasarse...

Te refieres al capítulo en que le doy un manotazo a Rocío. En el guión venía incluso que la agarraba por el cuello, pero me negué en rotundo.

¿Y le dejaron cambiar el guión?

Sí. Llevo cinco años trabajando este personaje y, pese a su carácter, sé que no es un maltratador. Además, eso hubiese sido cargárselo de la serie.

¿Por qué siempre le dan papeles con pinta de estudiante de derecho en una universidad privada?

(Risas) No lo sé, pero es cierto. ¿Tendré cara de eso?

Bueno... No se aleja mucho de la realidad. Estudió interpretación en EE UU.

(Risas) Un tiempo nada más.

Trabajó con el método de Stanislavsky.

Sí, recomiendo a los jóvenes que trabajen de esa forma tan descarnada con los sentimientos, que no se lo crean todo. Este método sólo te enseña una técnica entre mil. Hay muchas formas y cada actor es un mundo.

A usted le ha ido bien. Estuvo cinco años en Al salir de clase y lleva otros cinco en El comisario...

Tal y como está la cosa, yo debo tener una flor en el culo.

¿No se cansa del mismo personaje durante cinco años?

Claro, por eso nos dejan alternar con otros proyectos.

De hecho, usted acaba de estrenar una película.

Sí, El ciclo Dreller, de Álvaro del Amo.

¿Qué ha pensado para estas Navidades?

De momento me quedo en Madrid, pero en enero quiero escaparme con mi chica a Egipto.

* Tele 5. Hoy, a las 22.00 h.