El pleno que el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), gobernado por el socialista Fernando Zamora, tenía previsto celebrar este martes para debatir distintas mociones impulsadas por el colectivo 15M y otras asociaciones ciudadanas no ha podido desarrollarse íntegramente como consecuencia de los incidentes registrados cuando parte del público presente en el salón de plenos ha interrumpido a la concejal del PP María del Mar Pérez, que se encontraba en ese momento en el turno de palabra.

De esta manera, el pleno ha concluido antes de tiempo y sin votar una moción contraria a los "recortes" de la Ley de Dependencia, aunque sí ha aprobado, con los votos a favor de PSOE e IU, la iniciativa impulsada por el 15M, que, entre otras cuestiones, solicita la creación de una Oficina de Seguimiento Hipotecaria —que el Ayuntamiento prevé abrir "en un par de semanas"—, un registro de personas afectadas y otro de viviendas deshabitadas, además de "no poner medios municipales para ejecutar desahucios, cancelar cuentas corrientes de las entidades financieras que no paralicen desahucios o decretar como suministro esencial el agua y la energía eléctrica".

Según ha informado el Ayuntamiento en una nota, la moción incluía también peticiones para otras administraciones distintas a la municipal o para agentes privados, que el alcalde ha decidido remitir a los interesados, de forma que el Pleno se ha limitado a votar los puntos de acuerdo referidos a competencias municipales.

Esta votación se ha producido antes del debate sobre la otra iniciativa contraria a los "recortes" en la Ley de Dependencia en la que se han producido las citadas interrupciones del público. Al hilo de estos incidentes, el PP de San Juan ha emitido un comunicado para criticar el comportamiento del alcalde durante la sesión plenaria, ya que, en su opinión, el regidor "se cruzó de brazos" y "permitió el acoso y los graves insultos que un grupo de agitadores profería contra los concejales 'populares'".

Para la portavoz 'popular' en San Juan, María Luisa Moya, ante "las interrupciones, el griterío y los insultos" del público, que "hacían imposible el diálogo", Zamora debería haber "dado orden a la Policía Local para desalojar a los agitadores y permitir la celebración" de la sesión en vez de darla por concluida "sin terminar de debatir las propuestas" y "esconderse en su despacho".

Según la representante 'popular', los concejales de esta formación acabaron saliendo del Ayuntamiento "escoltados por la Policía" ante "los insultos y las faltas" que recibían, lo cual no les va a impedir, según ha avanzado Moya, "seguir trabajando por San Juan como el primer día".

Por su parte, el regidor sanjuanero ha justificado su decisión de suspender la sesión por "la dificultad que habría supuesto desalojar el Salón de Plenos", en el que se habían dado cita este martes alrededor de 70 personas para seguir el debate de la moción que analizaba la referida moción sobre la Ley de Dependencia, que incluía una petición al gobierno local para que mantuviera en ese concepto "al menos las mismas partidas económicas que en 2011".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.