La Asociación Provincial de Industrias de la Construcción (APIC) ha mostrado su disconformidad con el Palacio de Congresos que promueve la Diputación de Segovia en la localidad de Palazuelos de Eresma al no ser éste, según incide, "el que Segovia lleva esperando muchos años".

A través de un comunicado, la APIC se cuestiona además si el centro anunciado "a bombo y platillo" en los últimos días está pensado para cubrir las necesidades de los segovianos o para subvencionar a Segovia 21, la sociedad en cuyo complejo abrirá sus puertas el Palacio.

La agrupación considera que, ante la necesidad de una inyección económica para esta sociedad, sus administradores "han encontrado en la Junta de Castilla y León el aliado perfecto para sacarlo adelante".

"Creemos que más que aclarar algo e ilusionar a los que estábamos deseando contar con un Palacio de Congresos en Segovia el anuncio ha servido en realidad para dejarnos la impresión de que intentan engañarnos, aunque no lo consiguen.

Pedimos, eso sí, que digan las cosas de frente y asuman el coste político, positivo o negativo, que tendrá empeñarse en la construcción", ha manifestado. Para la APIC, el proyecto es "injustificable".

Por lo que respecta a la construcción, esta Asociación se pregunta cuánto cuesta el metro cuadrado del espacio proyectado en Palazuelos.

"Con la que está cayendo, parece que el terreno se paga a precio de oro refinado por lo que no podemos creernos esa valoración que, por cierto, ¿qué auditoría aprobaría una compra-venta entre una sociedad y su máxima accionista a esos precios?", concluye.

Consulta aquí más noticias de Segovia.