El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha asegurado que ve "un disparate" la petición realizada por el presidente del PP-A, Juan Ignacio Zoido, para alcanzar un pacto e ir "juntos y de la mano" en la defensa del dragado de profundización del río Guadalquivir, ya que, según ha manifestado Griñán, se ha aprobado el Plan Hidrológico del Guadalquivir "sin hacer caso de lo que ha dicho la Junta", indicando además que se ha aprobado por el Consejo de Ministros este plan "sin pedir" informe al Consejo de Participación de Doñana y se ha producido una reunión en el Ministerio de Medio Ambiente "sin invitar" al consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente andaluz, Luis Planas.

En declaraciones a los periodistas tras visitar la sede del Laboratorio de Calidad Ambiental de Andalucía en Huelva, José Antonio Griñán ha remarcado que le parece "un disparate" que Zoido pida ahora un pacto en defensa del dragado del Guadalquivir porque "lo primero que deberían hacer hecho es atender a la Junta, lo segundo pedir un informe al Consejo de Participación de Doñana y lo tercero es haber invitado al consejero".

"Complicidades de otros para proyectos que pueden perjudicar al Guadalquivir, ni uno", ha enfatizado José Antonio Griñán, y ha abogado por dejar a quien ha hecho el plan hidrológico que "determine claramente con un informe científico, que habrá que comprobar, si el dragado no perjudica al Guaddaluivir, al estuario o a Doñana".

En este sentido, ha manifestado que "si este proyecto contempla estas medidas y se demuestra que no perjudica, no hay más que hablar, no hay por qué reunirse".

En este aspecto, ha remarcado que no se puede reunir sin tener este informe científico ya que, según ha hecho hincapié, le tienen que "garantizar la sostenibilidad del río Guadalquivir y de Doñana con el dragado", indicando además que "si esto es así no hace falta reunión ninguna, yo no soy científico solo soy un político".

Consulta aquí más noticias de Huelva.