Pleno del Congreso
Vista general del Congreso de los Diputados durante un pleno. EFE

La crisis ha convertido a la banca en la gran inmobiliaria del país. Pero poseer tantas viviendas tiene responsabilidades. Una de ellas es pagar la cuota de la comunidad, y en eso los bancos –que liquidez sí tienen– no parecen tener prisa. Se vuelve a denunciar estos días que las entidades financieras deben más de 1.600 millones a las comunidades de vecinos.

Según el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas (Cgcafe), la morosidad total de la banca ascendía a 1.606 millones de euros a fecha de 31 de diciembre de 2012. Andalucía, con 294 millones de euros, Cataluña, con 256 millones de euros y Madrid, con 222 millones de euros, son las comunidades autónomas más afectadas.

Los administradores recuerdan que la deuda de las entidades de crédito con las comunidades de propietarios representa el 16% del total de la deuda. El 37% corresponde a las promotoras y el 47% a particulares.

Proposición no de ley de CiU

La Comisión de Economía y Competitividad del Congreso debatirá este miércoles una proposición no de ley presentada por CIU solicitando al Gobierno las modificaciones normativas necesarias para garantizar el pago de las deudas existentes en los casos de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas y locales sometidas a la normativa de la propiedad horizontal.

Proponen que el comprador de una vivienda responda con el propio inmueble de lo adeudado a la comunidadEl Cgcafe ha remitido a los portavoces de los distintos Grupos Parlamentarios las propuestas elaboradas para paliar el grave problema de la morosidad de los bancos. Proponen modificar la Ley de Propiedad Horizontal para que el adquirente de cualquier título de una vivienda o local en régimen de propiedad horizontal, responda con el propio inmueble adquirido de las cantidades adeudadas a la comunidad de propietarios para el sostenimiento de los gastos generales por los anteriores titulares hasta el límite de los que resulten imputables a la parte vencida de la anualidad en la cual tenga lugar la adquisición y a los cinco años naturales inmediatamente anteriores.

Los administradores apuntan que "si estas propuestas fueran aceptadas por la Comisión de Economía y Competitividad, se incrementarían las garantías a favor de las comunidades de propietarios, aumentando la posibilidad del cobro de las cantidades adeudadas y logrando, con ello, que la importante labor de mantenimiento de los edificios no se paralizara por causa de las deudas de las entidades financieras".

Igualmente, consideran que "todo ello tendría un impacto favorable en el necesario desarrollo de la actividad económica del país, y contribuiría a que se dilataran los plazos para la presentación de demandas de reclamación, contribuyendo a la necesaria descongestión de la Administración de Justicia en España".

Carta a la banca

Ya en enero pasado, los administradores de fincas remitieron una carta al presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, para trasladarle su "preocupación" ante estos incumplimientos de pagos, y la "urgente necesidad" de adoptar todas las medidas que estén a su alcance para dar solución al problema.

"La principal obligación de los propietarios de un edificio es hacer frente a los gastos que le corresponden repartidos entre todos los propietarios con arreglo a lo previsto en la Ley de Propiedad Horizontal", decía aquella misiva.