El Corte Inglés
Un edifico del centro comercial El Corte Inglés. ARCHIVO

El Corte Inglés está ya negociando con la banca la reestructuración de su deuda financiera, por un importe de 5.000 millones de euros, incluidos los costes y plazos de la misma. No obstante, aún no ha decidido la fórmula, que "podría ser un formato sindicado similar al realizado por otros grandes grupos empresariales", según un comunicado hecho público este lunes.

Los tipos del euríbor están bajos y los mercados ofrecen posibilidades atractivas de a largo plazo El grupo, capitaneado por Isidoro Álvarez, asegura que los fondos propios de los que dispone alcanzan los 7.450 millones de euros y sus activos inmobiliarios tienen un valor de mercado "varias veces superior al importe de financiación", recalcan en la nota.

De esta forma, en el comunicado aseguran que "el grupo entiende que es un momento muy adecuado, dado que los tipos del euríbor están bajos y los mercados ofrecen posibilidades atractivas de financiación a largo plazo" para dotar a la deuda de El Corte Inglés "de mayor flexibilidad y adaptarla al entorno, tanto en su sector de actividad como en el financiero".

En esta reestructuración de la deuda financiera, según fuentes del sector, están participando Morgan Stanley y el Banco Santander, entre otras entidades. Pero el grupo no recurrirá únicamente a entidades bancarias, ya que está en proceso la titulización de los derechos de cobro de su cartera de clientes a través de la emisión de bonos, con lo que pretende diversificar su financiación.

Con esta serie de medidas, El Corte Inglés asegura que "conseguirá una mejora de su estructura de financiación en cuanto a costes, plazos y diversificación de las fuentes de financiación, que le permitirá seguir su desarrollo tanto a nivel nacional como internacional".