Unas 6.700 personas reciben en Castilla y León apoyo de la Red de atención al drogodependiente, donde preocupa "con cada vez más intensidad" la ingesta de alcohol y de otras sustancias por parte de los menores, que en un 70 por ciento de los casos comienza a beber a partir de los 13 años.

De esta forma lo ha explicado este domingo la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta, Milagros Marcos, quien ha asistido a la XCII reunión de asociaciones de Alcóholicos Rehabilitados (AA.RR.) para respaldar a las casi 500 familias castellanoleonesas, riojanas, gallegas y madrileñas que se han dado cita en el Auditorio Miguel Delibes de la capital vallisoletana.

Marcos ha subrayado en este contexto el "intenso trabajo" que los colectivos desempeñan y a los que la Junta se suma desde el Comisionado Regional para la Droga, consistente en la agrupación de asociaciones en una federación "potente".

Concretamente, en los últimos doce meses, el Comisionado ha tratado de establecer una línea de trabajo profesionalizado y de atención directa para las 6.700 personas que en Castilla y León han recurrido a la Red de atención al drogodependiente (3.000 de ellas como interesados en primera persona).

"En esta materia, podemos decir que el último año de esfuerzo ha dado sus frutos", ha resumido la consejera para referirse a la estrategia que se pondrá próximamente en marcha a partir de los resultados observados en grupos de trabajo. "Pronto se establecerá el nuevo plan para prevenir el consumo por parte de los más jóvenes", ha confirmado.

Con dicha estrategia se pretenderá atajar la cifra del 70 por ciento de "menores que a partir de los 13 años beben alcohol, además de admitir que es relativamente sencillo adquirirlo y mantener que entra dentro de las formas habituales de ocio y de tiempo libre".

"Queremos y debemos trabajar este problema dentro de la Comunidad porque es un tema que de verdad preocupa", ha indicado Marcos al respecto.

Finalmente, la consejera de Familia ha reiterado que "en breve" se iniciarán todas las "líneas de acción para la prevención", con la meta de cambiar la cultura social, la "idea de que beber cuando se es joven es lo más guay" y recordar que el consumo precoz de alcohol puede acarrear "serias consecuencias".

La crisis influye

En este marco se han celebrado además 40 años de actividad del colectivo de Alcohólicos Rehabilitados De Valladolid (ARVA), cuyo presidente, Julián Rodríguez, ha aprovechado la ocasión para pedir más apoyo a las instituciones y mas difusión del trabajo que hace el grupo con quienes lo necesitan.

"El 80 por ciento de la gente tiene una imagen del alcohólico rehabilitado que no incluye la visión del increíble esfuerzo que hay detrás", ha señalado en este sentido el representante de las asociaciones de alcohólicos rehabilitados de Castilla y León, Rafael Sánchez.

Por otra parte, los portavoces de las 16 asociaciones provinciales presentes en la XCII reunión de AA.RR. han coincidido al señalar que la crisis económica ha influido en el incremento del número de personas que solicitan ayuda "cada vez antes" en este ámbito.

"Es cierto que la figura del alcóholico con problemas físicos está menos presente en la sociedad, pero sí ha crecido la del que tiene más problemas psíquicos y se ha reducido la edad en el perfil", ha matizado Rafael Sánchez.

"Sea como sea, nuestro deseo después de 40 años ayudando a gente, es dar continuidad a toda una vida trabajando por la rehabilitación", ha concluido el portavoz del colectivo.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.