Los restos arqueológicos han sido encontrados gracias a la ampliación
Los restos arqueológicos han sido encontrados gracias a la ampliación

Tortugas gigantescas, mandíbulas de animales extinguidos, hachas utilizadas en el Paleolítico... Éstos son algunos de los inesperados hallazgos que las obras de ampliación del Metro han sacado a la luz en los cuatro últimos años.

La Consejería de Transportes acaba de editar un libro, Patrimonio Arqueológico y Paleontológico en las obras de la ampliación del Metro, que los reúne a todos.

Entre estos descubrimientos destacan el caparazón gigante de una tortuga de casi dos metros

  Entre estos descubrimientos destacan el caparazón gigante de una tortuga de casi dos metros que data de hace 40.000 años.

Estos restos se encontraron junto a la futura estación del Hospital Doce de Octubre.

Otro de los descubrimientos que recoge el libro es el túnel de una canalización de agua de época árabe encontrado cerca de la estación de Pinar del Rey.

También se muestra parte de lo que fue la Real Fábrica de Paños, en San Fernando de Henares.

Durante las obras se han encontrado también vestigios romanos junto a las líneas de Metro ligero de Boadilla del Monte. Además se han hallado piezas de diferentes épocas como un canto tallado del Paleolítico o un hacha de mano.

Los fósiles más importantes, como la mandíbula de la foto, aparecieron en La Elipa (L-2) y la Alameda de Osuna (L-5). El libro, que se distribuirá gratis en colegios profesionales, cuesta 40 euros.