Polonio 210 en Alemania
Un miembro de la Oficina Federal para la Protección contra la Radicación toma muestras de un coche en Alemania. (Kay Nietfeld / Efe) Kay Nietfeld / Efe

La sustancia radiactiva detectada por la policía alemana en el edificio de Hamburgo donde vive la ex mujer del empresario ruso Dimitri Kovtun, relacionado con el caso del ex espía Alexander Litvinenko, es polonio 210.

"Definitivamente, se trata de polonio 210", afirmó el domingo en rueda de prensa el director de la Oficina Federal de lo Criminal en Hamburgo, Thomas Menzel.

Kovtun tuvo contacto con el polonio antes de viajar de Hamburgo y Londres

Explicó que el polonio se detectó en el baño y en el sofá de la vivienda de la ex mujer de Kovtun, ubicada en la primera planta de un edificio donde el propio Kovtun tiene un apartamento, si bien no lo utiliza desde hace un año.

Según declaró la ex mujer de Kovtun a la policía, éste pernoctó en el sofá el 30 de octubre, es decir la noche antes de viajar a Londres, el día 1 de noviembre, para entrevistarse con Litvinenko.

Se sospecha que Litvinenko fue envenenado ese día y está confirmado que Kovtun fue una las últimas personas que se entrevistó con él.

Restos en el coche y en un local

Kovtun, de acuerdo a la reconstrucción de sus movimientos hecha por la policía, llegó a Hamburgo procedente de Moscú el 28 de octubre a bordo de un avión de la compañía Aeroflot.

En el aeropuerto fue recogido en un vehículo en el que tras ser localizado y sometido a medición de radiactividad, también se han detectado rastros de polonio.

No se detectó radiactividad en el avión que le llevó a Londres

El mismo resultado se obtuvo en el local de un almacén donde durmió Kovtun la noche del 29 al 30 de octubre, y en la Oficina de extranjeros de Hamburgo, que Kovtun visitó la mañana del 30.

Para la policía, eso significa que Kovtun, hospitalizado en Moscú con los síntomas que presentó Litvinenko antes de morir, "tuvo contacto con el polonio antes de viajar de Hamburgo y Londres".

"No estamos sin embargo capacitados para afirmar que Kovtun fue responsable del envenenamiento de Litvinenko. Es posible que Kovtun sea también una víctima", precisó Menzel.

Tampoco pudo Menzel ser tajante en su respuesta a la pregunta de si la muerte de Litvinenko se planeó en Moscú, pues "para eso tendríamos que analizar el avión de Aeroflot en el que viajó Kovtun y huelga decir que no hemos tenido acceso a ese aparato", alegó.

Adelantó sin embargo, que Alemania solicitará oficialmente a Rusia colaboración en la investigación en marcha con la petición expresa de examinar la aeronave en cuestión.

Un cabo suelto en la reconstrucción de los movimientos de Kovtun en Alemania es que en el avión que le llevó a Londres, perteneciente a la compañía alemana Germanwings, no se detectó radiactividad.

¿Cómo transportó el polonio?

Para el director de la Oficina Federal para la Protección contra la Radiactividad, Gerald Kirchner, ese punto negro, sin embargo, sólo plantea el interrogante de cómo transportó Kovtun el polonio.

Una de las tesis que barajan los expertos es que el empresario ruso, que trabajó en Alemania a las órdenes del KGB hasta la caída del Muro, es que éste llevaba el plutonio impregnado en la piel.

Podría haber llevado el plutonio impregnado en la piel

"Para dejar rastros de polonio es necesaria la transpiración. Una explicación de por qué no hay huellas radiactivas en el avión de Germanwings es que Kovtun se aseó profundamente esa mañana, que aún no había sudado lo necesario", sostuvo Kirchner.

En la investigación abierta el viernes por las autoridades alemanes participan 107 agentes y personal especializado, un trabajo que según Menzel continuará durante semanas.

El titular de la Fiscalía de Hamburgo, Marin Köhnke, declaró que los resultados obtenidos hasta la fecha serán transmitidos a la Oficina de Stcotland Yard en Londres, uno de cuyos agentes viajará probablemente a Alemania los próximos días.