Día DDHH
Un niño, en un acto humanitario en Camboya (Mak Remissa / Efe) Mak Remissa / Efe

La pobreza es causa y producto de las violaciones de los derechos humanos. Debido a esta dualidad la pobreza es probablemente el más grave de los problemas de Derechos Humanos en el mundo.

Los pobres en muchas sociedades no pueden disfrutar de sus derechos a la educación, la salud y la vivienda simplemente porque no están a su alcance, así que la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU emplaza a Gobiernos y autoridades a luchar contra estos factores, que dependen a menudo directamente de ellos.

La realización de los Derechos Humanos es un deber, no una mera aspiración

De hecho, recuerda, estos mismos Gobiernos se han comprometido a ello al aceptar en forma abrumadora varios tratados de derechos humanos y al firmar el consenso internacional para hacer de la pobreza cosa del pasado, mediante la Declaración del Milenio y los Objetivos de Desarrollo del Milenio, así como recientemente, el Documento Final de la Cumbre Mundial 2005.

"La realización de los Derechos Humanos, incluida la lucha contra la pobreza, es un deber, no una mera aspiración", concluye con aplomo la oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU.

¿Qué es la pobreza?

Hoy en día se entiende la pobreza como algo más que la falta de ingresos. La pobreza se refiere también a la equidad, o la falta de equidad. Vivir en la pobreza significa que uno tiene más probabilidades de morir a causa de enfermedades prevenibles, de tener una tasa más alta de mortalidad infantil, de no poder acceder a una educación y de carecer de vivienda adecuada.

También significa mayor vulnerabilidad al delito y la violencia, acceso inadecuado o carencia de acceso a la justicia y los tribunales, así como la exclusión del proceso político y de la vida de la comunidad.