El 41,6 por ciento de los murcianos prefieren un Estado con un único Gobierno central y sin autonomías, lo que configura esta opción como la preferida por los ciudadanos de la Región, según consta en el último barómetro autonómico del CIS, de septiembre a octubre de 2012, que se ha publicado este viernes, recogido por Europa Press.

Solo un 21,3 por ciento de los murcianos se decanta por un Estado con comunidades autónomas como en la actualidad. De manera que el 52,3 por ciento de los murcianos cree que la creación y desarrollo de las CCAA para España ha sido algo más bien negativo y sólo el 23,1 por ciento lo ve como algo más bien positivo.

En este sentido, solo el 0,8 por ciento de los encuestados cree que las autonomías han funcionado muy bien durante los últimos años, y el 8,9 por ciento cree que han funcionado bien. Por contra, la tasa de los que piensan que están funcionando regular se eleva al 39,8 por ciento, el 26,1 por ciento cree que están funcionando mal, y el 8,9 por ciento piensa que funcionan muy mal.

Por otro lado, el 40,6 por ciento cree que la situación política en la Comunidad es ahora peor que hace un año, mientras que el 37,6 por ciento piensa que es igual. Por contra, el 6,9 por ciento de los encuestados advierte que es mucho peor frente al 4,1 por ciento que la ven mejor.

Asimismo, el 54,6 por ciento de los murcianos piensa que la situación económica es peor que hace un año, y el 20,6 por ciento la ve mucho peor, frente al 16,2 y 3,8 por ciento, respectivamente, que la ven igual o mejor que hace un año.

El 37,6 por ciento califica la situación política actual de la Región de Murcia como muy mala, frente al 0,3 por ciento que la ven muy buena; y más de la mitad, en concreto el 55,6 por ciento, tachan la situación económica regional como muy mala, frente al 2 por ciento que la ven buena.

Los murcianos también son pesimistas a la hora de valorar la situación política actual a nivel nacional, ya que el 47 y el 29,4 por ciento la califican de muy mala y mala, respectivamente; mientras que la económica registra esta misma tendencia, donde el 58,1 por ciento la califican de muy mala, el 32,7 por ciento mala, frente al 0,3 y 0,5 por ciento, respectivamente, que la tachan de muy buena y buena.

Comparando la situación política de Murcia con la del conjunto de España, el 32 por ciento de los ciudadanos de la Región la ven peor, seguido de un 35 por ciento que la ven igual, un 5,8 por ciento que la ven mejor y un 5,6 por ciento que la ven mucho peor. En parámetros similares se sitúan cuando se les pregunta por la situación económica, donde el 43,1 por ciento de los murcianos creen que en la Región es peor, el 26,9 por ciento la ven igual, el 5,3 por ciento mejor y el 9,6 por ciento mucho peor.

Por ello, más de la mitad de los murcianos piensa que el efecto de la actual crisis económica se nota en la Región más o menos igual que en el conjunto nacional (57,4 por ciento), y el 30,2 por ciento opina, por contra, que en mayor medida.

Respecto a la influencia de las decisiones del Gobierno autonómico, el 32,2 por ciento afirma que influyen mucho; el 58,9 por ciento señala que afectan bastante; el 1 por ciento poco; y el 0,3 por ciento nada.

Al ser preguntados por las relaciones entre el Gobierno central y el autonómico, el 27,9 por ciento de los murcianos encuestados cree que se trata de una relación de colaboración; frente al 24,6 por ciento que estima que se trata de un vínculo de subordinación; y un 8,9 por ciento que cree que son de enfrentamiento. En este caso, un 38,3 por ciento reconoce que no sabe cuál es la relación.

El paro,

Principal problema en murcia

El principal problema que existe actualmente en la Región es el paro, con un 86,8 por ciento; seguido, a mucha distancia, de los problemas económicos (27,3 por ciento), la inmigración (15,4 por ciento) y los políticos en general (14,4 por ciento).

En la Región, el 42,1 por ciento de los encuestados cree que las desigualdades entre las clases altas y medias son muy grandes; y el 49 por ciento piensa que estas diferencias son bastante grandes entre las personas españolas y las inmigrantes.

De forma que uno de cada tres murcianos no confía en nadie para solucionar la crisis económica regional, frente al 37,3 por ciento que depositan su confianza en el Gobierno central de cara a tomar medidas para salir de esta situación y sólo el 7,9 por ciento en el Ejecutivo murciano.

Se desprende, por tanto, que casi la mitad de los murcianos (47,7 por ciento), piensa que la economía regional está poco preparada para superar esta situación de recesión, el 18,3 por ciento opina que nada preparada y sólo el 14,2 por ciento la ve bastante preparada.

Apuestan el 34,3 por ciento de los murcianos por apoyar a las empresas y emprendedores y el 22,8 por ciento por el fomento del empleo de los jóvenes para asegurar el desarrollo económico de Murcia. Asimismo, casi el 74 por ciento de los encuestados aumentaría el gasto público en educación, el 72,2 por ciento en sanidad y el 52,7 por ciento en prestaciones sociales, siendo el principal objetivo de la sociedad murciana en los próximos diez años la lucha contra el paro, en el 76 por ciento.

Casi la mitad opina que es preferible bajar los impuestos, aunque eso signifique gastar menos en prestaciones sociales y servicios públicos (47,2 por ciento); y el 33 por ciento opina que de todos los servicios educativos de la Región, la enseñanza en los colegios públicos es el más necesitado de mejora o reforma, mejorando con mayor urgencia la inversión en becas, ayudas y libros en el 55,3 por ciento de los murcianos.

Como consecuencia de esta crisis, el 88,1 por ciento confiesa que ha cambiado su costumbre con el fin de gastar menos dinero en el control del gasto en energía o suministros en la vivienda, como electricidad, agua y gas; el 85 por ciento se ha recortado en prendas de vestir y calzado; y el 84,5 por ciento del ocio en general.

Consulta aquí más noticias de Murcia.