La práctica totalidad de la plantilla de Alimentos Lácteos, de 81 trabajadores, ha llevado a cabo este viernes una nueva concentración ante la delegación de la Xunta en Lugo, en la Ronda de la Muralla, para exigir "respuestas" al Gobierno gallego para la viabilidad de la empresa láctea con base cooperativa, que se asienta sobre la nave de Leche Pascual en el municipio de Outeiro de Rei.

Los trabajadores, a la espera de que se recupere la actividad, se encuentran sometidos a un expediente de empleo (ERE) desde el pasado día 15 de marzo.

Bajo un fuerte dispositivo policial que se dispuso para evitar incidentes, se ha celebrado esta protesta que se suma a otras, en que llegaron a colapsar el tráfico de la ciudad con una caravana de coches como ocurría la pasada semana.

El delegado de la CIG en la empresa, Cristian López, ha hecho hincapié en que "el único que no asume sus compromisos es la Xunta, que no acaba de dar el paso firme y decidido para concluir con la solución de este problema". "Vemos que se le pide requisitos a todo el mundo, que existe ese plan de negocio que tanto se demandaba y ahora estamos en esta situación de silencio y esto a lo único que nos conduce es a la muerte", ha sostenido el sindicalista.

López, a la vista de la situación, advierte de que la industria láctea se "acerca cada día que pasa hasta el concurso de acreedores, que supondría la liquidación definitiva de la empresa". "Nosotros no estamos por esa vía y vamos a seguir demandando de la Xunta que de una vez por todas dé su apoyo a este proyecto", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Lugo.