Los trabajadores andaluces de la filial de Barclays en España se han concentrado este lunes en Sevilla y Málaga, en una jornada en que se registraron paros de una hora en todas las capitales donde está presente la entidad, según han indicado a Europa Press fuentes sindicales, quienes apuntan que el próximo viernes tendrá lugar una jornada de huelga de 24 horas en toda España.

Fuentes sindicales han indicado que la jornada de paro de una hora de este lunes tuvo un "alto" seguimiento, de forma que en Sevilla se dejó sentir en un 72 por ciento de la plantilla, en Málaga el seguimiento fue del 56 por ciento y en Granada el seguimiento fue del 50 por ciento.

Los trabajadores piden salidas no traumáticas "y en un periodo de tiempo más lago" y demandan un plan de viabilidad "que garantice los puestos de trabajo".

Ya hace varias semanas, los sindicatos han estimado que la supresión de empleo en la filial de Barclays en España podría afectar a 130 trabajadores en Andalucía, un 30 por ciento de la plantilla existente en la Comunidad, donde hay más de 90 oficinas.

Fuentes sindicales han indicado a Europa Press que Barclays tenía 410 trabajadores en Andalucía, que se redujeron a 370, de los que, según han apuntado, "si se aplica el 30 por ciento de reducción anunciado y en base a las declaraciones efectuadas, esa reducción podría afectar a 130 trabajadores de la Comunidad".

Las fuentes han recordado que en Andalucía Barclays posee más de 90 oficinas, que también se verían reducidas, aunque las fuentes sindicales no quisieron concretar cuantas sucursales se podrían ver afectadas "pues todo dependerá de los criterios que se apliquen".

La filial de Barclays en España ha iniciado la negociación con los sindicatos para eliminar unos 1.100 empleos y proceder al cierre de 162 oficinas tanto en banca minorista como banca corporativa, dentro de un plan de la entidad para "transformarse" hacia el segmento 'premier' (enfocado a las rentas altas), según han informado a Europa Press en fuentes del banco.

Los planes de salidas de la filial de Barclays, que se han comunicado a los representantes de los trabajadores en una reunión informativa, también tienen que ver con el objetivo del banco de empezar a operar con otros canales diferentes a las oficinas. "Las oficinas no son rentables", han admitido las fuentes.

En los últimos meses, el Grupo Barclays ha llevado a cabo una "profunda revisión" de 75 líneas de negocio. Barclays apuesta por un nuevo modelo de negocio cuyos ejes son la tecnología, la innovación y los nuevos canales para operar con sus clientes, han precisado las fuentes. "Se trata de una apuesta estratégica a largo plazo cuyo objetivo es ser líderes en el segmento premier (rentas altas), un segmento con el que ya se identifica su marca y en el que ya cuenta con una importante base de clientes", han explicado

Consulta aquí más noticias de Sevilla.