El tifón Durian dejará unos 400 muertos en Filipinas

  • Así lo ha calculado la Cruz Roja.
  • El número de damnificados asciende a más de 21.000 personas.
  • Una gigantesca ola de lodo ha sepultado una de las áreas más afectadas.
  • ONG españolas envían un equipo de rescate.
Casas destruidas por la fuerza del tifón Durian en la provincia de Albay. (Dennis M. Sabangan / Efe)
Casas destruidas por la fuerza del tifón Durian en la provincia de Albay. (Dennis M. Sabangan / Efe)
Dennis M. Sabangan / Efe

La Cruz Roja de Filipinas calculó el viernes que las víctimas mortales por el tifón "Durian" en el país alcanzarán las 400 personas, porque todavía hay aldeas a las que no han accedido los equipos de rescate.

Estamos todavía rescatando personas y hay muchas aldeas a las que aún no hemos llegado

Además, según el último boletín el Consejo Coordinador de Desastres Naturales (NDCC, en inglés) al mediodía local, hay 21.684 personas desplazadas en nueve de las provincias afectadas.

"Vamos a tener 400 muertos cuando esto acabe. (El tifón) Ha sido uno grande", declaró por teléfono el presidente de la Cruz Roja de Filipinas, el senador Richard Gordon.

"Estamos todavía rescatando personas y hay muchas aldeas a las que aún no hemos llegado", añadió Gordon.

El este del país, la zona más afectada

La zona más afectada de momento en la provincia de Albay, en el este de Filipinas, donde el tifón golpeó el jueves con toda su fuerza con vientos sostenidos de 190 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 225 kilómetros por hora.

El gobernador de esta provincia, Fernando González, declaró por teléfono que los últimos datos que ha recibido antes de caer la noche son 368 muertos y desaparecidos, además de 261 heridos.

Las labores de rescate en Albay se encuentran casi paralizadas porque la provincia, de 1,2 millones de habitantes, sigue sin servicio de corriente eléctrica.

El gran problema: la mezcla entre lluvias y cenizas

Las autoridades habían cancelado las clases escolares y el país se había preparado para un nuevo desastre, como el causado por el tifón "Xangsane" que en septiembre pasado que mató a 250 personas y dejó sin luz al norte del país durante días, pero no se previno la acción combinada del tifón y el Mayon.

El gobernador González explicó que las copiosas precipitaciones han arrastrado los sedimentos acumulados en las laderas oriental y suroriental del volcán y éstos han sepultado ocho aldeas.

El tifón, probablemente el último de la temporada en Filipinas, se aleja ya del país por el Mar del Sur de China.

La presidenta de Filipinas, Gloria Macapagal Arroyo, visitó la central del Consejo Coordinador de Desastres Naturales para interesarse por la situación.

Después ordenó al Ejército colaborar en las tareas de rescate y que se desembolsara mil millones de pesos (20 millones de dólares o 15 millones de euros) de fondos especiales para ayudar a los damnificados.

Entre 15 y 20 ciclones azotan cada año Filipinas durante la estación lluviosa, que va de mayo-junio a octubre-noviembre.

Ayuda española

Las ONG españolas Salvamento Ayuda Rescate-España (SARE) y Aviación Sin Fronteras (ASF) han enviado un primer equipo de rescate integrado por un médico, un técnico de rescate canino y un experto en logística, así como por un perro especializado en búsqueda de personas y diverso material de rescate.

En los próximos días el operativo se completará con más personal y material, lo que no fue posible el viernes debido a la falta de plazas en aviones hacia esa zona, según explicó  el presidente de SARE, Roberto Rubio, que es uno de los tres miembros del equipo.

Oración por las víctimas

El Papa Benedicto XVI ha expresado su sentido pésame por la "trágica pérdida de vidas" por el tifón.

En un telegrama al nuncio apostólico en Filipinas, Fernando Flioni, el Papa encomendó los fallecidos a la "eterna piedad de Dios todopoderoso", y expresó a todos los afectados su "cercana oración".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento