Alrededor de un centenar de personas ha secundado este lunes una concentración en la rotonda situada frente a la prisión de Botafuegos, en Algeciras (Cádiz), en señal de apoyo a los exescoltas Miguel Ángel Guerrero y José Vega en huelga de hambre desde hace 20 días para exigir al Gobierno que cumpla los compromisos de empleo adquiridos —en el ámbito de la vigilancia y seguridad de prisiones— con el colectivo de los antiguos escoltas de cargos públicos en el País Vasco tras el cese de la violencia por parte de la banda terrorista ETA.

Tras la concentración, los representantes de distintos colectivos sociales que han acudido a secundarla han pedido a las autoridades competentes, especialmente al Ministerio del Interior, "una solución" y que "cumplan su promesa" con estas personas, que piden un puesto de trabajo en las empresas adjudicatarias de los servicios de seguridad perimetrales de las prisiones.

Destacan que ambos se encuentran en una situación "delicada" tras finalizar su labor en Pamplona, donde han estado varios años prestando servicio y protegiendo a empresarios, políticos y otras personalidades de la amenaza de ETA.

Asimismo, desde IU ya se ha anunciado que van a solicitar, vía moción en el Congreso de los Diputados, que desde el Gobierno de la nación se tomen medidas para solventar esta cuestión.

Los afectados han asegurado que su voluntad es seguir adelante con la huelga de hambre "hasta que alguien, desde el Gobierno, ofrezca una solución".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.