MÉS ha defendido este lunes que son los ciudadanos quienes deben poder escoger entre si prefieren una Monarquía o una República y, por ello, ha presentado propuestas en el Parlament y en el Ayuntamiento de Palma para constatar que el sistema republicano es más igualitario y para que sea la población la que decida si se debe abolir la Monarquía.

Un día después del aniversario de la proclamación de la II República, el portavoz de MÉS en el Parlament, Biel Barceló, ha considerado que ante la actual situación política, económica y social, con un creciente descrédito de la Monarquía, los ciudadanos exigen "cambios institucionales sustanciales y una regeneración política que apueste por un sistema más igualitario y radicalmente democrático".

"Actualmente la ciudadanía sufre las consecuencias de una situación de descrédito absoluto de la Monarquía española", sobre todo tras los numerosos escándalos protagonizados por el propio jefe del Estado y otros miembros destacados de la Familia Real, desde la cacería a Botswana hasta la imputación de la Infanta Cristina en el caso Nóos.

Según la opinión de Barceló, una sociedad avanzada no puede tener un régimen en el que el jefe del Estado "sea hereditario y no esté escogido por la ciudadanía", ha añadido. En este mismo sentido se ha manifestado el portavoz de MÉS, Antoni Verger, quien ha asegurado que la ciudadanía reclama una "radicalidad democrática".

Así, Verger también ha registrado una proposición en Cort que va en el mismo sentido y que se debatirá en el pleno del próximo 25 de abril. Concretamente, la coalición pide constatar que el sistema de gobierno republicano es más democrático, igualitario y más justo; declarar a las instituciones a favor de la República como forma de Gobierno y considerar que todo los títulos nobiliarios no deben tener ningún reconocimiento.

DESAHUCIOS

Por otro lado, este lunes MÉS ha informado de que han presentado en el Parlament una propuesta para dar una solución al tema del acceso a la vivienda a través de la creación de una ley o decreto ley con la que se garantice este derecho constitucional y estatutario.

Precisamente, la diputada Fina Santiago ha manifestado que la vivienda es una necesidad que tienen todas las personas a lo largo de su vida "y que ante la actual crisis económica se debe defender más que nunca".

Así, se ha referido tanto a las personas desahuciadas como a quienes se han visto obligados a volver a casa de sus padres, muchos de ellos jubilados. Además, ha incidido en la imposibilidad que tienen los jóvenes para poder emanciparse, una situación que se ha visto agravada por las condiciones laborales y los altos precios del mercado de alquiler.

En este sentido, ha considerado que la iniciativa puesta en marcha por la Junta de Andalucía les ha motivado a presentar esta propuesta en la que MÉS llevaba trabajando desde hace unos meses y que podría relajar algo la angustia de muchas familias que se encuentran en una situación muy delicada.

Así, reclaman la posibilidad de expropiación -definitiva o temporal- del uso de la vivienda propiedad de entidades financieras y sus filiales inmobiliarias en el caso de los desahucios. Asimismo, piden establecer medidas fiscales sobre viviendas vacías o solares residenciales sin edificar, e incentivos fiscales para las personas físicas propietarias de viviendas que las pongan a alquiler a precios sociales.