El vicesecretario general del PSOE-A, Mario Jiménez, se ha mostrado convencido este lunes de que el Gobierno de Mariano Rajoy "teme" que se certifique la absoluta legalidad y constitucionalidad del decreto andaluz sobre la función social de la vivienda, porque se pondría de manifiesto su "falsedad" de que sólo hay un recetario para afrontar esta difícil situación.

En rueda de prensa, Mario Jiménez ha señalado que al Ejecutivo nacional lo que le preocupa realmente es que la norma andaluza "sea legal, que lo es, y no que sea ilegal".

Ha señalado que ese decreto sobre la función social de la vivienda ha sido un primer paso para devolver la esperanza a los ciudadanos que peor lo están pasando con la crisis y forma parte de un proyecto renovado y valiente, frente al "inmovilismo y la indolencia" del Gobierno de Rajoy, que ha decidido "prescindir" de la Constitución para afrontar los problemas.

Mario Jiménez se ha mostrado convencido de que algunas comunidades del PP no adoptan una iniciativa similar al decreto andaluz sobre la función social de la vivienda por "obediencia debida a la doctrina impuesta desde la calle Génova".

Según Jiménez, el decreto sobre la función social de la vivienda es el primer paso de un planteamiento global ambicioso y de largo alcance que tiene el Gobierno andaluz para combatir la exclusión social y las consecuencias negativas de la crisis para muchos ciudadanos.

En las próximas semanas, según ha apuntado, se darán nuevos pasos para articular esa respuesta global contra la exclusión social. Ha insistido también en la necesidad de que se impulse una estrategia nacional contra la exclusión social, con la participación del Gobierno central, de las comunidades autónomas, de los ayuntamientos y de las diputaciones, como ha planteado el presidente de la Junta, José Antonio Griñán.

Apoyo a la reforma fiscal

De otro lado, Jiménez ha expresado el respaldo de los socialistas andaluces a la propuesta de la dirección federal del PSOE sobre una reforma fiscal, por cuanto es necesaria una nueva fiscalidad que sea capaz de recaudar más, de manera más justa y que evite que los impuestos distorsionen la actividad económica.

El objetivo del PSOE es, según ha indicado, una reforma en profundidad del sistema impositivo español por un amplio consenso, mientras que no se trata de subirle más los impuestos a las rentas del trabajo.

Sin embargo, según ha agregado, sí hay que hacer que contribuyan más las grandes fortunas y el patrimonio y que se modifique el impuesto de sociedades.

"La reforma que plantea el PSOE no significa subirle los impuestos a los trabajadores, sino que todas las rentas contribuyan al mismo nivel que los trabajadores", según ha indicado Mario Jiménez.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.