La jefa de la Sección de Dermatología del Hospital 12 de Octubre de Madrid, Aurora Guerra Tapia, ha apuntado en Sevilla a la necesidad de emprender nuevos estudios 'quimiopreventivos' que permitan frenar la aparición del cáncer cutáneo por efecto de los rayos ultravioleta, entre los que ha citado los "beneficios prometedores" que en este campo "parece tener" la dieta mediterránea.

En el marco del 'Sexto Curso Internacional de Dermatología Estética y Cosmética', que ha organizado recinetemente en Sevilla la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), esta especialista ha admitido que la valoración de los estudios acerca de la influencia de la dieta en las enfermedades en general "es compleja", si bien ha apuntado que, en algunos procesos, "los nutrientes de ciertos alimentos permiten concluir su beneficio o perjuicio de forma drástica".

"Tal es el caso de la dermatitis herpetiforme y el gluten", reseñaba esta especialista durante su ponencia '¿Cambiaremos a una dieta futurista anticáncer de piel?', recogida por Europa Press.

Sin embargo, y en el caso del cáncer, advierte de que el estilo de nutrición se debe evaluar "a lo largo de décadas" y considerando, además, múltiples factores intercurrentes "que producen sesgos de interpretación confusa". Así, ha aludido a que se debe tener en cuenta cuestiones como el factor genético, el fototipo de la persona, si tiene comorbilidades asociadas, la exposición al sol o a otros carcinógenos, o el consumo farmacológico.

"En el cáncer cutáneo, el principal elemento causal conocido es la radiación ultravioleta, que genera especies reactivas de oxígeno y radicales libres que favorecen la carcinogénesis", ha ahondado esta especialista, quien ha aclarado que, en este conocimiento y con esta orientación, "hemos analizado grupos de moléculas y los estudios que avalan su papel en el cáncer de piel melanoma y no melanoma, tanto beneficioso como deletéreo (venenoso)".

"Así, hemos examinado fuentes nutricionales con propiedades antioxidantes y con capacidad de revertir el daño al ADN tales como vitamina E, vitamina D, Vitamina C, Vitamina A y carotenoides, folatos, minerales, ácidos grasos poli-insaturados, polifenoles, proantocianidinas y selenio, y los alimentos que los contienen de forma mayoritaria", ha enumerado.

Así, y pese a reconocer que los resultados de los estudios "son a menudo contradictorios y no permiten opciones únicas o indiscutibles", ha señalado hacia la conveniencia, debido también a que los filtros de protección solar "no previenen completamente frente al cáncer cutáneo inducido por la radiación ultravioleta", de evaluar nuevos estudios quimiopreventivos de protección y de reversión de los efectos del fotodaño, "entre los que se encuentra la dieta".

"Aunque son escasos los ensayos controlados aleatorios en humanos, estudios de ciencia básica y epidemiológicos muestran que muchos productos naturales poseen beneficios prometedores en la quimioprevención oncológica cutánea. La dieta mediterránea parece ser un ejemplo de este modelo de prevención dietética anticáncer cutáneo", concluía esta experta durante su ponencia.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.