Lingotes de oro.
Lingotes de oro. Jorge París.

Una campaña de inspecciones de la Dirección General de Industria ha detectado en Madrid que el 60% de las balanzas que se emplean en los negocios de compra-venta de oro no reúnen los requisitos que exige la normativa.

El consejero de Economía y Hacienda del Gobierno regional, Enrique Ossorio, ha explicado este martes que la campaña se ha centrado en la metrología y, por ende, en comprobar si las básculas que se emplean para pesar las piezas de plata u oro cumplen todos los requisitos que exige la normativa.

Ha recordado que estos instrumentos deben ser comprobados antes de su puesta en funcionamiento; pasar una revisión cada dos años y siempre que sean sometidos a una reparación.

En estas operaciones un pequeño margen de error significa mucho dinero"Esto garantiza a los ciudadanos que vendan oro que el pesaje del producto está sometido a las normas legales", ha dicho Ossorio, tras incidir en que en las operaciones de compra y venta de oro "un pequeño margen de error significa mucho dinero".

En este contexto, la Dirección General de Industria ha hecho comprobaciones en 29 establecimientos de la capital que han afectado a 37 balanzas, resultando que "en el 60% de los casos no reunían los requisitos".

Además, en el municipio de Parla se han efectuado once inspecciones y otras dos en la localidad de Leganés que también han arrojado irregularidades.

El consejero ha asegurado que, paralelamente al desarrollo de esta campaña, la Dirección General de Consumo va a iniciar actuaciones conjuntas con el Ayuntamiento de Madrid y con todos aquellos que estén interesados en el control de este tipo de negocios.

Además, la Comunidad publicará en su página web el modelo de etiquetas que las balanzas deben mostrar en lugar visible y que fijan los controles de metrología a que han sido sometidas.

Consulta aquí más noticias de Madrid.