El Ayuntamiento de Almonte (Huelva) ha decidido retirar la prohibición de baño en la playa de Matalascañas tras permanecer cinco días con la bandera roja ante el peligro por la aparición de ejemplares de medusas tóxicas.

Según ha explicado a Europa Press el concejal de Playas de Almonte, José Carlos Curto, tanto el equipo de socorristas como de limpieza de la playa de Matalascañas han comprobado que desde el pasado viernes no se han detectado más ejemplares de la medusa conocida como carabela portuguesa (Physalia physal) que el pasado miércoles aparecieron en la playa.

De este modo, tras permanecer cerrada al baño durante todo el fin de semana a modo de prevención, este domingo se ha procedido a retirar todas las señales que alertaban del peligro y de la prohibición de baño, para este lunes retirar la bandera roja.

El concejal ha destacado que la cantidad de medusas que ha arribado a la playa de Matalascañas ha sido "muy poca", y que no tiene constancia de que ninguna persona haya necesitado asistencia del servicio de socorristas por picaduras, ya que "el mal tiempo no ha atraído a muchos bañistas estos días".

MAZAGÓN,

Cerrada al menos hasta el miércoles

Por su parte, el Ayuntamiento de Moguer, que decidió cerrar el pasado viernes la playa del Parador de Mazagón ante la llegada de estas medusas, tiene previsto mantener la prohibición de baño por precaución al menos hasta el miércoles.

El teniente de alcalde de Mazagón, Francisco Martínez, ha manifestado a Europa Press que el viernes llegaron a aparecer diez ejemplares de carabela portuguesa, si bien este domingo han dado una ronda y no han observado ninguna. No obstante, aseguran que, siguiendo las indicaciones de la Delegación de Medio Ambiente, tienen previsto mantener la bandera roja para, si no aparecen más ejemplares, levantarla el miércoles.

Otras playas andaluzas como las gaditanas de Cortadura, Victoria, Santa María y La Caleta, mantienen desde hace una semana la prohibición del baño por la aparición de estas medusas, a pesar de haber registrado una disminución en el número de ejemplares aparecidas. También se han detectado medusas de esta especie en San Fernando, Chipiona y Chiclana.

Por su parte, el biólogo marino experto en medusas del Instituto Español de Oceanografía Ignacio Franco prevé que las carabelas portuguesas continúen llegando a la zona mientras haya vientos de componente oeste o suroeste, ya que este tipo de hidrozoo, que científicamente no se considera una medusa, se mueve por el viento.

En declaraciones a Europa Press, Franco ha explicado así que hay una "gran mancha" de ejemplares en Canarias que podrá llegar a las costas atlánticas del entorno del Estrecho dependiendo de la dinámica del viento y no de las mareas.

Consulta aquí más noticias de Huelva.