Baleares ha sido la única comunidad autónoma donde ha aumentado el número de autónomos con 446 más en el primer trimestre del año, lo que representa una subida del 0,6%, frente al -0,6% de la media nacional, según los datos de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA).

De este modo, Baleares, junto con las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, han sido las únicas en las que ha aumentado el número de autónomos. Los nuevos autónomos se han incrementado en en 33 y 86 en las ciudades de Ceuta y Melilla, respectivamente.

A su vez, a nivel nacional, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) ha experimentado un retroceso de 19.256 afiliados durante el primer trimestre de 2013, lo que, en términos relativos, representa una caída del 0,6%, según un informe elaborado por la ATA.

Asimismo, en su informe, la Asociación de Trabajadores Autónomos detalla que la suma de trabajadores por cuenta propia en España ha pasado de un total de 3.024.652 al cierre del pasado mes de diciembre, a los 3.005.396 que se contabilizan en lo que va de año.

Cabe recordar que durante los meses de enero y febrero el descenso de autónomos ha sido de 26.846 cotizantes menos, mientras que en marzo se han registrado ligeros aumentos en el número de emprendedores, concretamente 7.590, hasta cerrar el trimestre.

De esta forma, durante el pasado mes de marzo se ha iniciado una "tendencia positiva", al registrar el número de trabajadores autónomos afiliados al RETA un aumento un 0,3%, después de ocho meses consecutivos registrando "importantes" descensos.

Extremadura lidera la caída

Por su parte, el resto de comunidades autónomas han registrado pérdidas en el RETA, y han sido Extremadura y Cantabria las comunidades que lideraron la caída de emprendedores, con un descenso del 1,3% en el primer caso y del 1,1% en el de Cantabria.

Según ATA, la actual situación de crisis económica también sigue afectando con dureza a los autónomos de Asturias, Comunidad que ha registrado un descenso del 0,9% en el número de autónomos, así como a los de Canarias, Castilla y León, Castilla La Mancha y Cataluña, todas ellas con una pérdida del 0,8% del número de afiliados.

Junto a estas comunidades, con porcentajes superiores a la media nacional, se encuentran Aragón, Galicia, País Vasco y La Rioja, que registran descensos del 0,7% en el número de afiliados al Régimen Especial de Trabajadores de Autónomos.

De su lado, con un descenso similar a la media nacional (-0,6%) se ha situado la Comunidad de Madrid, lo que se ha traducido en una pérdida de 2.212 autónomos en el primer trimestre del año.

Por su parte, Andalucía, Murcia y Navarra han sido las comunidades que mejor comportamiento han tenido en cuanto a la afiliación de autónomos en el primer trimestre del año, con una pérdida del 0,4% de los autónomos en el caso de Andalucía y Murcia, y del 0,3% en Navarra.

CATALUÑA,

La más castigada

En valores absolutos, Cataluña (4.186 autónomos menos), Madrid (-2.212), C. Valenciana (-1.778) y Andalucía (-1.769) han acaparado el 51,6% del total de las bajas en los tres primeros meses de 2013. En el extremo opuesto -sin tener en cuenta los crecimientos de Islas Baleares, Ceuta y Melilla- se han situado Navarra (-152 autónomos) y La Rioja (-174).

Al analizar los datos por género, ATA comprueba que una vez más el comportamiento de las mujeres autónomas "es más positivo" que el de los varones, siendo el ritmo de destrucción de empleo autónomo masculino en el primer trimestre de 2013 el doble al registrado por las féminas. Así, mientras los varones se han reducido un 0,8%, las mujeres lo han hecho un 0,4% en los tres primeros meses del año.

Construcción representa el 50%

De las pérdidas

En cuanto a los sectores de actividad, el informe elaborado por ATA muestra cómo, un trimestre más, la construcción ha sido el que ha registrado una mayor pérdida en el número de autónomos, al descender un 2,7% el número de afiliados, (9.878 trabajadores por cuenta propia menos), y que representó el 51,3% de la pérdida de afiliados al RETA en el trimestre.

El comercio (-4.137 autónomos), la industria (-2.401 autónomos), el transporte (-1.386 autónomos) y la hostelería (-997 autónomos) han sido los otros grandes afectados por la crisis, siendo el número de bajas registradas mucho más elevadas que las nuevas altas.