El juzgado de Instrucción número 2 de Valencia ha admitido otra denuncia interpuesta por dos personas contra el jefe Superior de Policía, la delegada del Gobierno, y agentes del Cuerpo de Policía Nacional por los incidentes que tuvieron lugar durante las concentraciones del pasado 14 de noviembre en la ciudad. Asimismo, el magistrado ha solicitado a Jefatura que identifique a los integrantes de dos dotaciones de vehículos que intervinieron en la jornada de la huelga general.

Así consta en una providencia, con fecha 4 de marzo, a la que ha tenido acceso Europa Press. En concreto, en este escrito, el magistrado pide que se remitan al juzgado los partes de sanidad de los dos denunciantes, quienes alegaron haber sufrido lesiones tras presuntas agresiones de agentes.

Asimismo, el juez cita a los denunciantes la próxima semana para que ratifiquen su escrito, así como a Jefatura Superior de Policía para que facilite los carnets profesionales de la totalidad de los agentes que integraban dos dotaciones de vehículos que intervinieron en las manifestaciones.

Esta actuación surge tras la denuncia —consultada por Europa Press— interpuesta el pasado 14 de febrero por dos personas contra el jefe Superior de Policía, la delegada del Gobierno y agentes del Cuerpo de Policía. Según relataron estas personas, ese día se encontraban en la plaza San Agustín, junto a un escaparate. Un poco antes había pasado un piquete informativo por la zona, aunque en ese momento ya no había ningún tipo de altercado ni situación anormal en la plaza.

Así, sobre las 13.50 horas, según consta en la denuncia, los denunciantes estaban en la plaza esperando para poder ir a la estación de metro para volver a casa. Al instante, llegaron tres furgones de la Policía Nacional, los agentes bajaron y la mayoría de ellos empezaron a correr tras los manifestante.

Pasados unos minutos, estas dos personas se acercaron a la calle Xàtiva para ir hacia el metro, y vieron a un grupo de agentes en la esquina entre las calles Arzobispo Mayoral y Xàtiva. "De repente", tal y como figura en el mismo escrito, varios agentes se dirigieron hacia ellos, con lo que "con actitud totalmente pasiva e ignorando lo que iba a pasar", se desplazaron y refugiaron en el portal de un comercio para dejar pasar a los agentes.

La "sorpresa" fue "máxima" cuando "sin provocación alguna", una sucesión de agentes empezó a golpearles "fuertemente" con sus porras, sin dejarles salir del rincón en el que se encontraban. Además, cuando consiguieron escapar, "continuaron los golpes, en este caso por detrás".

"Después de un buen número de golpes", indican, los agentes se alejaron de ellos, subieron a los furgones y se fueron por la calle Xàtiva con dirección a la plaza de toros. "Nos dejaron sin fuerzas y con todo el cuerpo dolorido debido a los golpes", relatan los supuestos afectados en su denuncia.

Por estos hechos, solicitan al magistrado que abra una investigación, y el juez decide admitir la petición y solicitar a la Jefatura la identificación de los agentes acusados de la agresión. Los denunciantes también tendrán que ratificar su denuncia esta semana.

Consulta aquí más noticias de Valencia.