El tenista Rafa Nadal se ha mostrado ilusionado este viernes por el proyecto del Centro Internacional de Tenis en Manacor -que llevará su nombre-, ya que espera "que se convierta en un centro de referencia a nivel mundial", por lo que ha augurado que, aunque se han modificado "algunos pequeños detalles técnicos", "todo irá bien" y se desarrollará "en un futuro próximo".

"Como mallorquín, balear y manacorí siempre he pensado que de alguna manera tenía que devolver al pueblo y a la Comunidad Autónoma todas las cosas positivas que me ha generado el hecho de haber nacido aquí", ha manifestado Nadal, tras reunirse en el Consolat de Mar con el presidente del Govern balear, José Ramón Bauzá, para tratar la ejecución del centro.

El tenista ha agradecido a Bauzá, al Govern y al Ayuntamiento de Manacor el apoyo recibido para poder desarrollar un centro "de estas características", que ha considerado que será "interesante" para Baleares, Mallorca y Manacor.

"Lo más importante es que el centro no sea solo para profesionales", ha destacado Nadal, que ha apuntado que, aunque existen muchas personas que lo intentan, muy pocos consiguen "poder vivir del tenis", por lo que se deben preparar "para todo lo demás".

En ese sentido, el deportista ha subrayado la necesidad de que el centro otorgue a los jóvenes una educación complementaria que les ayude "a formarse de cara al futuro", ya que "al final es lo más importante", ha incidido.

Por su parte, Bauzá ha felicitado a Nadal por los resultados en sus últimas actuaciones en Indian Wells y ha comentado que, durante el encuentro, que se ha prolongado cerca de una hora, han conversado además sobre las expectativas y el futuro del tenista.