La consejera de Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, ha asegurado que valorará cualquier medida que se realice en la línea de evitar situaciones como el caso de la niña de seis años aparecida muerta en Campillos (Málaga) presuntamente a manos de su padre, que había sido condenado a seis meses de cárcel por un delito de maltrato contra su expareja. Así, insta a fijar la atención no sólo en las mujeres asesinadas, sino también en esas "otras víctimas".

Díaz, que ha participado junto al presidente del PSOE de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, en un encuentro con los alcaldes y los portavoces del partido en la provincia, ha señalado que es un tema de "extrema sensibilidad" y asegura que la Junta lleva "años diciendo que detrás de cada acto de violencia hay más de una víctima, directa o indirecta".

"Pensamos simplemente en esas mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas, pero hay menores a su cargo que sufren también los efectos", sentencia.

Indica que en Andalucía hay un tratamiento integral con apoyo psicológico a los menores, con apoyo y protección, que "compensan las dificultades a las que se enfrentan muchas de estas mujeres cuando deciden denunciar".

"Mientras una sola mujer sea asesinada, la sociedad seguirá estando enferma. El problema está ahí y no se pude obviar y la crisis no puede hacer olvidar un asunto donde tienen que unir esfuerzos todas las instituciones", concluye.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.