Una mina de carbón
Imagen de archivo de una mina de carbón. EFE

Un desplazamiento de tierras en la región autónoma del Tibet (suroeste de China), ha enterrado a 83 trabajadores tras golpear el asentamiento minero en el que éstos trabajaban, según informaron las autoridades locales a través de la agencia Xinhua.

El corrimiento de tierras ocurrió cerca a las 06:00 horas de la mañana del viernes, en la comarca de Maizhokunggar, a unos 68 kilómetros de la ciudad de Lhasa, capital de la región, en la mina Tibet Huatailong.

Las víctimas, incluidos dos tibetanos, trabajaban en la filial minera del Grupo Corporativo China National Gold. Cinco máquinas excavadoras, cinco camionetas, y un automóvil todo terreno fueron enterrados en el desastre.

El área afectada mide unos tres kilómetros de largo con cerca de dos millones de metros cúbicos de barro, rocas, y desechos , según el Departamento de Publicidad del Gobierno regional, citado por la agencia oficial.

Gran dispositivo para un rescate difícil

Más de 1.000 rescatistas, incluyendo a personal de la policía, bomberos y médicos, llegaron al lugar del accidente, ubicado a una altitud sobre los 4.600 metros sobre el nivel del mar.

La complicada ubicación de la mina ha causado mareos a los encargados de rescatar a los minerosCerca de 200 vehículos y equipos, 15 perros rastreadores y 15 máquinas detectoras, están siendo utilizados para las labores de rescate.

Un portavoz del Gobierno regional indicó que el salvamento es difícil debido al tamaño y altitud del área afectada.

Añadió que la mayoría de los rescatistas sufren mareos por la altura, mientras que la continuidad de pequeños corrimientos de tierra ha obstaculizado las labores de ayuda.

También dijo que las bajas temperaturas, menores a menos tres grados Celsius, han afectado el sentido de olfato de los perros y que las posibilidades de supervivencia de las víctimas son mínimas.

El presidente chino, Xi Jinping, y el primer ministro, Li Keqiang, han ordenado maximizar los esfuerzos para rescatar a los trabajadores, así como a evitar perder tiempo y confirmar el número de los atrapados y la causa del desplazamiento.