Chávez, durante el mitin en Caracas.
Chávez, durante el mitin en Caracas. (EFE)

El presidente venezolano, Hugo Chávez, pronosticó ante miles de seguidores que participaron en el cierre de su campaña en Caracas que será reelegido por "paliza" a los otros candidatos en los comicios del próximo domingo.

Les vamos a dar una soberana paliza, está escrito, no hay cabida en Venezuela para ningún otro proyecto que no sea el de la revolución bolivariana (Chávez)



"Les vamos a dar una soberana paliza. Les vamos a derrotar por 'KO'. Lo que va a ocurrir el próximo domingo está escrito. No hay cabida en Venezuela para ningún otro proyecto que no sea el de la revolución bolivariana", expresó Chávez.

Chávez repitió que su verdadero rival es el presidente de EEUU, George W. Bush, y relegó al opositor Manuel Rosales, su principal oponente en los comicios, a la condición de "candidato del Imperio".

"No olviden que nos estamos enfrentando al mismísimo diablo, que es el gobierno imperialista de los EEUU. Ese es nuestro verdadero adversario, el imperio más poderoso de la tierra, no los lacayos que aquí tiene el imperialismo", dijo el presidente.

16 millones de venezolanos

Chávez precisó que si bien la victoria es segura, hace falta concretarla, por lo que instó a todos a votar.

Para nosotros el reto no es ganar, sino ganar de manera arrolladora, para anular las emboscadas contrarrevolucionarias



"Vamos a ganar, pero no hemos ganado aún. Por eso todos tienen que ir a votar el próximo domingo", recomendó el gobernante a sus seguidores que coreaban "Uh, Ah, Chávez no se va" y "no volverán".

El 3 de diciembre unos 16 millones de venezolanos están llamados a elegir al presidente que gobernará el país del 2007 al 2013.

"Para nosotros el reto no es ganar, sino ganar de manera arrolladora, para anular las emboscadas contrarrevolucionarias", dijo Chávez en referencia a sectores de oposición que han dicho que no aceptarán un resultado que no de la victoria a Rosales.

Advirtió sobre el peligro de que Rosales no se haya comprometido públicamente a reconocer el resultado del Consejo Nacional Electoral (CNE) y señaló que eso abre las puertas a hechos de "violencia y terrorismo" bajo el argumento de que hubo fraude.

El mitin se celebró en la avenida Bolívar, en el centro de la capital, en un ambiente festivo, sin incidentes, con una multitud vestida de rojo y en medio de pancartas en las que se leía "contigo hasta la muerte", "el pueblo te necesita", y "con Chávez manda el pueblo".

"Les juro que después del 3 de diciembre, cuando el pueblo reelija al pueblo, cuando ustedes se reelijan porque yo solo soy su instrumento, redoblaré mis esfuerzos para profundizar la tarea de construir la Venezuela bolivariana", dijo Chávez.

Superar el 60%

"Ganamos las presidenciales de diciembre de 1998 con más del 54% por ciento, en el 2000 la 'relegitimación' con el 57 y con el 60% el referendo de 2004, y ahora tenemos que estar por encima de esas cifras", insistió el gobernante.

Las encuestas siguen dando una clara ventaja a Chávez que, en promedio, se sitúa en torno a los 20 puntos


Además, dio la bienvenida a los observadores internacionales de la Unión Europea (UE), la Organización de Estados Americanos (OEA), el Mercosur y los organismos electorales del continente.

"Ustedes serán testigos de otra de las grandes victorias del pueblo bolivariano. Digan la verdad al mundo", manifestó el gobernante.

Chávez envió saludos al líder cubano, Fidel Castro, al presidente electo nicaragüense, Daniel Ortega, y a los gobernantes Evo Morales, de Bolivia, Néstor Kirchner, de Argentina, y Luiz Inacio Lula da Silva, de Brasil.

La campaña electoral se cerrará el viernes 1 de diciembre.

Chávez se enfrenta a 14 rivales opositores, aunque el único de peso entre ellos es Rosales, que aglutina a un conjunto de grupos y partidos de ideologías dispares e, incluso, enfrentadas.

Las encuestas, siguen dando, a una semana de las elecciones, una clara ventaja a Chávez que, en promedio, se sitúa en torno a los 20 puntos.