Otros 23 escolares han resultado intoxicados por el mismo menú que comieron los 85 alumnos de los centros de La Raza y Los Maristas y que les provocó gastroenteritis. Los afectados son 20 alumnos del Colegio Parroquial San Isidoro y otros tres del Colegio San Miguel de las Adoratrices. Al parecer, almorzaron el mismo menú, servido por la empresa Serunión Educa, que aseguró que ya todos se encuentran bien.

Los padres de los otros 85 niños se reunieron el viernes con Educación, aunque, aseguran, salieron defraudados: «No nos dijeron nada en claro, sólo que había que esperar a los resultados de los análisis de la comida», dice María Victoria Romero, del AMPA de La Raza. Además, les indicaron que era imposible cambiar de catering, ya que esta empresa había ganado un concurso público para hacerse cargo de este servicio.

Si, una vez hechos los análisis, no reciben una explicación convincente, los padres están dispuestos incluso a poner una denuncia colectiva contra la empresa. Algunos de ellos, mientras tanto, ya  han decidido sacar a sus hijos del comedor. «No nos fiamos, no sabemos qué garantías nos dará este catering en adelante», aseguran.