Juan Bautista Orusco
Juan Bautista Orusco
Estos caldos han aumentado un 20,2% sus ventas en los diez primeros meses de 2006 respecto al mismo periodo del año pasado.

¿Qué caracteriza al vino de Madrid?

La uva es en su mayoría tempranillo, con algo de garnacha, como en Castilla. El clima es duro, frío en

Los vinos madrileños son caldos recios, con mucho alcohol y cuerpo,  fáciles de beber
invierno y cálido en verano. Eso da caldos recios, con mucho alcohol y cuerpo,  fáciles de beber. Son parecidos a los de Ribera del Duero, aunque las características del terreno les dan algunas diferencias.

¿Qué necesitan para competir con otras denominaciones de origen?

Sólo hemos empezado tarde. Hace falta que la gente conozca nuestros vinos y empiece a probarlos. Tienen la misma calidad que otros muchos. Además, la marca Madrid nos puede dar mucho gancho en el extranjero.

¿Qué cuota de mercado tienen y a cuál aspiran?

Ahora, poquísima. Sólo producimos cuatro millones de botellas al año. Aspiramos a tener un posicionamiento serio de nuestro producto para que el consumidor pueda encontrarlos en cualquier restaurante de la región.

¿Qué supone el vino para la sociedad madrileña?

El vino de calidad está de moda. La gente quiere aprender a disfrutarlo. Hace 15 ó 20 años se bebía vino normal, vinculado al chateo y a salir con los amigos. Ahora se busca la calidad del producto.

Recomiende tres vinos elaborados en la región.

Apuesto por tres crianzas: Viñardul, Grego y Maín.

Bio

Tiene 62 años.  Es ingeniero agrícola y «bodeguero de toda la vida». Tiene cuatro hijos.