Daniel Muñoz Valcárcel, el murciano ganador del laurel de plata del concurso de cocina de Marbella, cuenta su experiencia a 20 minutos y explica cuáles han sido sus pasos para hacerse un hueco dentro de la alta cocina.

¿Qué plato hizo para ganar el certamen de Marbella?

Hice dos platos, uno obligatorio y otro de elección propia. Intenté convencer con el segundo, una de mis especialidades: mujol en escabeche de limón con las huevas en diferentes texturas.

¿Por qué no apostó por un plato más murciano?

A mí siempre me gusta usar los productos de mi tierra, pero en esta ocasión vi más adecuado optar por este tipo de platos si quería llegar lejos. De todas formas, no hacer un zarangollo o un pisto no significa que no sea comida murciana.

¿Qué supone ganar un certamen nacional de cocina?

Supone prestigio y mucha satisfacción personal. Los concursos te permiten aprender de otros, y si los ganas, aumentan tu prestigio personal como cocinero, muy necesario para encontrar un buen trabajo.

¿Cuál es su meta dentro de la cocina de competición?

Me encantaría poder presentarme algún día al concurso nacional de cocina de Madrid y conseguir ganar. Así podría ir al mundial culinario de París y conocer a los mejores del mundo.

¿Qué consejo le daría a un futuro aspirante al premio?

Que no intente hacer nada que no ha hecho antes. Es importante confiar en los platos que solemos cocinar a diario. La hora de inventar es en la cocina de tu casa, no delante del tribunal.

Bio.Tiene 23 años y es cocinero del Churra. Ganador del laurel de plata de Marbella con un mujol en escabeche.