Bignone
Fotografía de archivo del 29 de diciembre de 2011 del exdictador Reynaldo Bignone en Buenos Aires. Leo La Valle / Efe

El exdictador argentino Reynaldo Bignone ha sido condenado este martes a cadena perpetua por los crímenes de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino de Campo de Mayo, donde el exdirigente participó en la desaparición de 23 personas y el robo de bebés a mujeres embarazadas.

Participó en la desaparición de 23 personas y en el robo de bebés a mujeres embarazadas Junto a él, fueron también condenados a cadena perpetua el comandante de Institutos Militares, Santiago Omar Riveros, y otros tres militares, Luis Sadi, Eduardo Oscar Corrado y Carlos Tomás Macedra, que participaron en las detenciones y la represión contra grupos guerrilleros y opositores en Campo de Mayo.

No han sido los únicos ya que, aunque con penas de prisión menores, de entre 15 y 25 años, la justicia argentina ha condenado, según los medios locales, a otros militares por participar en los ataques a los grupos opositores.

En cuanto a Bignone, de 85 años, esta es ya su quinta condena. En 2010 y en 2011 fue condenado a 25 años de prisión por delitos cometidos también en Campo de Mayo y el julio pasado un tribunal le impuso una pena de 15 años por robo sistemático de bebés durante la dictadura. Además, el pasado diciembre, fue sentenciado a otros 15 años de cárcel por crímenes perpetrados en un centro clandestino de detención.