El sindicato PIDE ha mostrado su respaldo a las reivindicaciones de los ciudadanos extremeños acampados ante la oficina el Sexpe de Mérida y encerrados en la catedral de Plasencia por la creación de 25.000 empleos públicos, el establecimiento de una Renta Básica y el cese de los desahucios de primera vivienda en Extremadura.

Ha resaltado la "oportunidad y legitimidad" de estas acciones ejercidas por la sociedad civil "ante la negligente desidia de las instituciones responsables de mantener y asegurar los derechos económicos y sociales inherentes al estado del bienestar".

En nota de prensa, critica así la "dramática situación de desempleo, pobreza y exclusión social que sufren miles de personas en Extremadura", y hace un llamamiento a la comunidad educativa para "participar y colaborar solidariamente en estas iniciativas de denuncia y protesta".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.