El juez instructor del caso Nóos, José Castro, aseveró, en un momento en que el exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, justificaba la transferencia de 337.024 euros a una cuenta de Luxemburgo, aseveró dirigiéndose al imputado: "Por favor, no nos podemos contentar, aunque usted es el que impone, porque si dice 'no declaro más', no declara más; pero hombre, satisfaga nuestra curiosidad un poco más, porque eso no encaja".

Una manifestación que el magistrado realizó en el momento en que interrogaba al encausado en torno a una cuenta que Torres abrió en el banco Crédit Agricol de Luxemburgo, presuntamente a nombre de la empresa Blossom Hill, perteneciente al entramado de empresas de Nóos, a pesar de que Torres aseguró no recordar si era así.

Una cantidad que, según el imputado, constituía ahorros de su esposa, Ana María Tejeiro -también encausada-. "En esa fecha supongo que era mejor tener una cuenta corriente en Luxemburgo y se transfirió con la intención de pasar los ahorros personales a esa otra cuenta. No sé la titularidad exacta de la misma, sobre esto prefiero no comentar, porque realmente me equivocaría, supondría y no sabría".

Según recalcó, transfirió los ahorros desde una cuenta de Andorra debido "a los rumores de que el sistema financiero andorrano, pues podía pasar por serios problemas y tenerlo en un banco con riesgo no nos parecía apropiado; no me parecía apropiado". Así, lo pasaron a "otra zona", a Luxemburgo, que "considerábamos más segura".

"Yo hacía bastante actividad de formación en Andorra, conocía empresarios, le pidieron a ella que hiciera algunas colaboraciones y dejó algunos ahorros en esa cuenta", explicó.