Los trabajadores de Frutas Kiko han levantado la acampada que desde hace 73 días mantenían a las puertas de la empresa, con sede en la localidad de San Juan del Puerto (Huelva), debido al conflicto laboral al que se enfrentaba la empresa y que les ha llevado a mantener durante más de un mes la huelga.

Así lo ha puesto de manifiesto en declaraciones a Europa Press la representante de los trabajadores, Soledad Raposo, quien ha señalado que esta decisión se tomó el pasado 19 de este mes y nueve trabajadores de los que estaban en huelga se han incorporado al trabajo puesto que hay que tener en cuenta que desde diciembre se aplica un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), —con una duración de dos años, y que se aplica a la plantilla de forma rotatoria y semestral—.

Ha señalado que la plantilla espera "cobrar los retrasos pendientes del Fondo de Garantía Social (Fogasa)" debido a que la empresa entró en concurso de acreedores en el mes de noviembre.

De este modo, la representante sindical ha señalado que el ambiente laboral es "cordial" con la empresa y confía en que se normalice la situación.

En esta misma línea se han manifestado desde la empresa que han subrayado que lo importante es que "ha terminado el conflicto" y han expresado su afán en que "se retome la normalidad" en la misma.

Asimismo, han señalado que desde la empresa apostaban por "el diálogo" y por que se desarrollaran los trámites legales correspondientes al objeto de que se normalizara la situación.

Consulta aquí más noticias de Huelva.