El secretario general de ICV, Joan Herrera, ha considerado este viernes un "atentado contra el equilibrio territorial" que la empresa Ercros quiera llevar a cabo un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en su planta de Flix que afectaría a 156 trabajadores de los 207 que trabajan en las instalaciones.

La compañía ha presentado este viernes ante la autoridad laboral el ERE para despedir a 198 empleados tras registrar unas pérdidas de 12,13 millones de euros en 2012, unos despidos que también afectarán a las plantillas de Cardona (Barcelona) y Vila-Seca (Tarragona) y a los servicios centrales, y también comportarán el cierre de la planta de Cartagena (Murcia).

En un comunicado, Herrera ha reclamado a la compañía y al Govern que actúen con responsabilidad ante un hecho que, a su juicio, podría dejar "un desierto de magnitudes extraordinarios" para las Terres de l'Ebre.

Por ello, ha defendido que ésta "debería ser una situación de emergencia" para el Govern, por lo que ha pedido al Ejecutivo que lidera Artur Mas que convierta la gestión de este expediente en una prioridad.

El líder de ICV-EUiA en el Parlament ha cargado también contra la actitud de Ercros: "No es de recibo y no es aceptable políticamente que después de haber contaminado el río y que el conjunto de la ciudadanía esté pagando la descontaminación, la fábrica diga que se va".

Herrera, que se ha reunido con el alcalde y concejales de Flix, ha anunciado que su grupo preguntará en el Parlament al conseller de Empresa y Empleo, Felip Puig, sobre Ercros, y presentará propuestas de resolución en contra de que la empresa deje la fábrica a "mínimo rendimiento".

Consulta aquí más noticias de Tarragona.