La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado este martes que su Departamento vigila la situación de la línea aérea del grupo Orizonia, Orbest, como le corresponde, y ha aclarado que "no ha habido ninguna comunicación por parte de la línea aérea del cese de actividad".

"La parte que nos corresponde como Ministerio de Fomento es la línea aérea y nosotros estamos vigilantes, pero no ha habido ninguna comunicación del cese de actividad y actuaremos con el papel que tenemos de regulador si así fuera haciendo un plan de contingencia", señaló Pastor en los pasillos del Senado tras asistir al Pleno.

La titular de Fomento señaló que los "derechos de los viajeros están protegidos" y que su departamento está "para defenderlos", tras insistir en que en este momento no se ha comunicado el cese de actividad.

El grupo Orizonia, en situación de preconcurso, garantizó el funcionamiento "con total normalidad" de su aerolínea Orbest al menos hasta hoy y confió en que continúe operando más días, a la espera de negociar con acreedores e inversores su viabilidad.

La compañía debía hacer frente el viernes al pago de 15 millones de euros al BSP —banco que paga los billetes de avión—, para poder seguir operando y evitar la retirada de la licencia que le permite vender billetes por parte de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), que accedió a ampliar el plazo.

Precisamente esta tarde, la dirección de Orizonia ha comunicado a los trabajadores del grupo turístico que se van a salvar 800 empleos en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que afectará a unos 4.000 empleados, gracias a la venta de parte de la aerolínea Orbest.