Alec Baldwin e Hilaria Thomasa
El actor Alec Baldwin junto a su esposa, la española Hilaria Thomasa. Stephane Reix / Efe

La policía de Nueva York ha iniciado una investigación contra el actor estadounidense Alec Baldwin, tras haber sido denunciado por insultos racistas a un fotógrafo y amenazas a una reportera, según recoge este martes la prensa local.

Te voy a estrangular
hasta la muerte
El suceso en cuestión tuvo lugar durante la tarde del pasado domingo, cuando Baldwin se disponía a salir del lujoso apartamento que tiene en el barrio de East Village. Fue en ese momento con una reportera, Tara Palmeri, y un fotógrafo, G.N. Miller, del diario New York Post, abordaron al actor para preguntarle por una denuncia contra su esposa, la española Hilaria Thomas, por mala praxis en sus clases de yoga.

"Te voy a estrangular hasta la muerte", fue la respuesta que, dicen, dio Baldwin a la reportera. Por su parte, al fotógrafo, de raza negra, le habría proferido insultos como "narcotraficante" y "negrata". Amenazas y descalificaciones que Palmeri asegura tener grabadas.

La última donación que
ha hecho mi fundación fue para el 'Arthur Ashe (un tenista negro) Learning Center'
Tras el altercado, Baldwin y el fotógrafo declararon en comisaría y el caso ha quedado en manos de la Unidad de Crímenes de Odio de la policía de Nueva York donde, según explica el New York Post, los investigadores se toman "muy en serio" las acusaciones contra el actor, de 54 años, que podría ser acusado de un crimen de odio si se obtienen suficientes pruebas.

"Encuentro irónico que la última donación que ha hecho mi fundación fueran 37.460 euros para el Arthur Ashe (un tenista negro) Learning Center", se exculpó a través de su cuenta de Twitter el actor, mientras también negó los insultos por boca de su portavoz.

Sin embargo, estas explicaciones no parecen convencer a algunos de sus detractores. Es el caso del senador estatal Malcolm Smith, quien dijo en un comunicado que, de ser ciertas las acusaciones, "ninguna televisión o estudio debería darle trabajo hasta que busque ayuda". "Es una desgracia que hoy en día la gente siga utilizando un vocabulario que destila odio hacia otras personas por su raza, religión u origen", añadió.

No es la primera vez que Baldwin es acusado de tener altercados violentos con periodistas. El pasado junio se le atribuyó la agresión a un reportero gráfico de un periódico neoyorquino a la salida de la Oficina de Licencias Matrimoniales del Registro Civil.