El secretario general de la Federación de Industria de CCOO, Damián Manzano, ha solicitado martes al consejero de Industria, Graciano Torre, que se dirija a los ministerios de Defensa e Industria, para que intervengan a fin de evitar los cerca de 300 despidos previstos en la fábrica de armas de Trubia por la empresa Santa Bárbara Sistemas.

Así lo ha señalado a los medios de comunicación, tras concluir una reunión con el consejero para tratar este asunto, a la que también han acudido representantes de UGT.

Manzano ha señalado que el consejero ha mostrado su predisposición para dirigirse "tanto a la propia empresa como al Ministerio de Defensa y de Industria". Ambos departamentos, a su juicio, "tienen mucho que decir, el Ministerio tiene una serie de compromisos que debe cumplir, una serie de vehículos pendientes de seguir fabricando, y que podrían dar colchón y carga de trabajo". Por su parte, "el Ministerio de Industria no puede asistir impasible a la desaparición de un sector de la importancia y de la tecnología que conlleva, por su desarrollo en I+D", ha criticado.

Preguntado por los periodistas, el representante de CCOO también ha negado que la fábrica de Trubia tenga "tecnología obsoleta o falta de capacidad". "Al contrario, hay capacidad y potencial de los trabajadores de seguir desarrollando proyectos de muy alta tecnología", ha comentad. En su opinión, "se puede ganar un nicho de mercado y hay carga de trabajo para el futuro".

Consulta aquí más noticias de Asturias.