Arnold Schwarzenegger y Sylvester Stallone
Arnold Schwarzenegger y Sylvester Stallone, juntos en el hospital. Arnold Schwarzenegger / Whosay.com

El tiempo pasa, y si no que se lo pregunten a Arnold Schwarzenegger y Sylvester Stallone, que fueron los dos mayores iconos del cine de acción de Hollywood y que acaban de fracasar en EE UU con El último desafío y Una bala en la cabeza, respectivamente.

El último desafío es la vuelta de Schwarzenegger a la primera línea de fuego, y su primer papel protagonista tras su periodo como gobernador de California (apareció fugazmente en La vuelta al mundo en 80 días y la saga Los mercenarios, orquestada por el propio Stallone).
 
'Sly' fue sexto en la taquilla de su fin de semana de estreno. 'Arnie', solo décimoSin embargo, el regreso por la puerta grande no fue tal, ya que la película coprotagonizada por Eduardo Noriega se dio de bruces en la taquilla estadounidense, debutando a mediados de enero en el puesto 10 con 6,3 millones de dólares recaudados en 2.913 salas.
 
El pasado fin de semana fue el turno de Stallone, que hace años triunfó con el regreso de Rocky Balboa y Rambo, inició otra taquillera saga con Los mercenarios y que sin embargo ha fallado ahora con Una bala en la cabeza, dirigida por el especialista Walter Hill. La película sumó 4,5 millones de dólares el pasado fin de semana en las 2.404 salas donde se exhibió, conformándose con el sexto puesto de la taquilla.
 
A tenor de estas cifras, queda preguntarse si Schwarzenegger y Stallone, de 65 y 66 años, respectivamente, pueden llevar aún el peso de una película por sí solos. ¿Han dicho los espectadores 'hasta la vista, baby' al mítico tándem?

Para Paul Dergarabedian, analista del portal Hollywood.com, no. "La clave es que sea una película apropiada", explica Dergarabedian. "Si Stallone vuelve con otra cinta de Los mercenarios y Scharzenegger hace lo mismo con Terminator serán grandes éxitos". Debe ser verdad: ambos preparan nuevas entregas de ambas series, que llegarán en los próximos meses.