La empresa pública que gestiona la estación de esquí de Sierra Nevada, Cetursa, afirma que todas las demandas laborales de la plantilla estaban recogidas en las acuerdos firmados la semana pasada y por ello ha mostrado su "sorpresa" con las movilizaciones anunciadas para los próximos meses.

De hecho, Cetursa asegura que los trabajadores de remontes firmaron un acuerdo el pasado viernes que desconvocaba las movilizaciones anunciadas pero luego pidieron su rechazo. Por ello, la empresa pública dice desconocer actualmente cuáles son las demandas de la plantilla y si el comité "defiende o rechaza el documento" que firmó la semana pasada.

"En dicho acuerdo se recogían las demandas laborales del comité, como repartir la jornada laboral de 37,5 horas a razón de cuatro días de trabajo y tres de descanso una semana y la otra, cinco días de trabajo y dos de descanso en jornada regular para todo el año, manteniéndose este sistema para la próxima temporada de esquí", indica la empresa pública en un comunicado.

El acuerdo firmado por empresa y comité acordaba "constituir las comisiones de trabajo establecidas en el convenio colectivo y dentro de ellas acordar la supresión de las horas extraordinarias y descansos de trabajadores no originados por fuerza mayor, dando preferencia a los fijos-discontinuos para la realización de los mismos en su caso".

También incluía un tercer punto en el que "la empresa se compromete a la no realización de ningún Expediente de Regulación de Empleo durante los próximos tres años".

Según añade Cetursa, los representantes sindicales recibieron también por parte de la empresa todos los cuadrantes de trabajo con la nueva organización de jornadas en todos los departamentos, en los que se debía aplicar a partir del lunes 4 de febrero "como prueba de las voluntad de ejecución de los acuerdos".

CRONOLOGÍA

En sentido, la empresa pública ha lamentado que "dos horas antes de que empresa y comité firmaran el acuerdo, en torno a las 14,00 horas del pasado viernes, CCOO envió un comunicado a los medios de comunicación anunciando el paro del pasado sábado".

Así, a las 17,00 horas del viernes, en la asamblea que debía ratificar los acuerdos, los miembros de comité que habían firmado el texto y que llevaban una propuesta de desconvocatoria de movilizaciones, acabaron pidiendo el rechazo del mismo y la vuelta a los paros parciales, con el apoyo de 61 votos a favor y 48 en contra sobre un censo de 374 trabajadores afectados por el convenio de remontes.

La dirección de la estación, que desde dicha asamblea no ha recibido comunicación alguna de los representantes sindicales, desconoce actualmente cuáles son las demandas, y si el comité de empresa defiende o rechaza el documento que firmó el pasado viernes, toda vez que "las demandas anunciadas este martes por el comité de empresa están incluidas en los acuerdos firmado hace cuatro días".

La estación de esquí de Sierra Nevada tiene incorporado actualmente a todo su personal fijo y fijo-discontinuo en todas las empresas del grupo Cetursa Sierra Nevada (611). La empresa pública defiende además que en Sierra Nevada, "como en todas los centros invernales del mundo, la incorporación de trabajadores se produce en función de la nieve, de la apertura de pistas y de la entrada en funcionamiento de los medios mecánicos".

Desde hace dos semanas, el recinto invernal, gracias a las nevadas de mitad de enero —que han permitido la apertura casi total de la estación—, pudo incorporar a los últimos trabajadores fijos-discontinuos que aún no había sido llamados esta temporada.

La dirección de Cetursa Sierra Nevada lamenta que, tras firmarse el pasado 12 de noviembre de 2012 la prórroga del convenio colectivo de remontes, el comité de empresa haya convocado movilizaciones, como ocurre, según ha dicho, "cada mes de enero de las últimas tres temporadas".

Consulta aquí más noticias de Granada.