La consejera de Presidencia y Justicia, Leticia Díaz, ha afirmado este martes que está "escandalizada" por algunas de las facturas que "ha podido ver" durante la recopilación de los gastos en comidas y dietas de la anterior legislatura, y ha denunciado que algunos de esos gastos, en concreto una cena de voluntarios de Protección Civil que costó 20.000 euros, se dividían en dos facturas para no tener que hacer un contrato menor, que es obligado cuando el gasto supera los 18.000 euros.

La consejera, que este lunes en el Pleno del Parlamento desveló, entre otros, un gasto de más de 224.000 euros en anchoas y bonito por parte del anterior Gobierno (PRC-PSOE) solamente en la Consejería de Presidencia y Sodercan, advirtió que todavía faltan datos por recopilar, como por ejemplo los de la Oficina de Calidad Alimentaria (ODECA), donde se "imagina" que también habrá más gastos en anchoas.

"Yo no sé si los ciudadanos pensaban que cuando el Gobierno regalaba anchoas al Gobierno se las regalaban, lo que puedo decir es que el Gobierno las compraba", señaló la consejera a preguntas de los medios de comunicación.

Díaz relató cómo, a partir de la solicitud de documentación del PSOE sobre los gastos en comidas y dietas de los altos cargos del Gobierno del PP, su departamento ha iniciado un "estudio exhaustivo" de esos gastos —remontándose hasta 2007—, un estudio que es "francamente complejo", dijo, porque "las dietas se archivan junto con las del resto de funcionarios".

En todo caso, destacó que los datos recopilados hasta el momento -presentados por la consejera en el Parlamento en una bronca comparecencia-, reflejan un descenso "muy llamativo", de medio millón de euros anual, en estos gastos de dietas y comidas con el Gobierno del PP, "una cifra muy relevante", añadió.

'Y

Tu mas'

Díaz ha reiterado, como hiciera en el Parlamento, que no se trata de entrar en el debate del 'y tú más', sino que se trata de "ser transparentes y de poner encima de la mesa que se puede gobernar de otra manera y que se pueden hacer las cosas mejor".

Tras insistir en que "no se va a aportar ningún dato que no tenga soporte documental", la consejera aludió a otras facturas también "muy llamativas", como la del bautizo de un hipopótamo, con comidas de 30-40 personas, o las correspondientes a una "cena de amistad" entre voluntarios de Protección Civil, "un objetivo muy loable que se puede hacer con gasto y sin gasto, sin necesidad de gastar 20.000 euros", dijo, y además "en pleno 2011, en una situación ya muy difícil para españoles y cántabros", puntualizó.

Díaz destacó que a partir de 18.000 euros de gasto, en el ámbito del Gobierno habría que hacer un contrato menor. "Para no hacer esto, lo que se hacía era partir en dos la factura y una parte la pagaba el 112 y la otra la Dirección General de Protección Civil, así fragmentamos los gastos y parece que gastamos menos", comentó.

La consejera, que en su comparecencia también aludió a facturas de comidas por reuniones de trabajo de equipos directivos en fechas navideñas, afirmó que "para una reunión de trabajo se come rapidito, se come baratito y se vuelve a trabajar".

En este sentido, reiteró que las reuniones de su Gobierno "muchas veces se dilatan en el tiempo" y cuando eso ocurre, los consejeros "toman un pincho en cualquier bar y se lo paga cada uno de su bolsillo".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.